El año del impulso cultural

  • La puesta en marcha de la Fundación de 2016 y la mejora en la programación de actividades destacan en un año que también tuvo el C4 y las vigas de la Mezquita subastadas en Londres como protagonistas

La puesta en marcha de la Fundación Córdoba Ciudad Cultural, con la designación de Carlota Álvarez Basso como gerente y la aprobación de un avance presupuestario y un plan de actuación para 2009, clausura un año en la cultura local que arroja sensaciones más positivas que los precedentes. La cercanía de 2011, año en que será elegida la Capitalidad Cultural de Europa en 2016, supone no sólo un estímulo colectivo sino una garantía del papel principal que la cultura debe representar en el progreso de la ciudad. Córdoba inicia ahora un nuevo periodo en el que la programación de los grandes acontecimientos culturales estará tutelada por la Fundación, en la que se dan la mano el Ayuntamiento, la Diputación, la Junta y la Universidad en beneficio del proyecto de 2016.

Entre las noticias positivas que deja este año, al margen del fin de la prolongada parálisis de la Fundación, se encuentra la consolidación de un calendario cultural que apuesta por un eje fuerte entre abril y septiembre (con Cosmopoética, la Feria del Libro, las actividades del mayo cordobés, el Festival de la Guitarra, Eutopía y la incorporación de La Noche Blanca del Flamenco) y un segmento de otoño-invierno dedicado a ciclos literarios y musicales, simposios, premios y actividades específicas de diversa periodicidad (el festival Animacor, la Bienal Internacional de Fotografía...). Acertada ha sido también la extensión de la oferta cultural municipal a periodos del año (agosto, Navidad...) que tradicionalmente han acusado una notable sequía de propuestas. Una estructura de programación que se verá reforzada el próximo año con nuevas actividades organizadas por la Fundación de 2016 en el marco del proyecto En clave 16.

Entre los grandes acontecimientos, el que mayor comentario merece es La Noche Blanca del Flamenco, que movilizó a toda la ciudad el 21 de junio con una amplísima relación de actividades en cuyo apartado musical (también hubo exposiciones, teatro...) destacó la presencia de figuras de este arte como Fosforito, Miguel Poveda, Manolo Sanlúcar, El Cigala o El Pele. La fórmula admite mejoras pero es indudable que la propuesta caló en la ciudad. El comportamiento cívico de la gente y la ausencia de incidentes redondeó una noche en la que alrededor de 100.000 personas se echaron a la calle estimuladas por alguna de las propuestas.

El Festival de la Guitarra y Eutopía aportaron el resto de los grandes conciertos del año en Córdoba. El primero convocó, entre otros, a Chuck Berry, Dulce Pontes y Estrella Morente, Roger Hodgson y Gary Moore. El segundo, a Bunbury, Andrés Calamaro y Amaral. La lluvia provocó retrasos en las citas de Dulce Estrella y Calamaro y el desplazamiento de Bunbury y Amaral a Vista Alegre. Al margen del apartado musical, poco se recuerda de Eutopía, que en su proceso de renovación de criterios se está ajustando a un modelo de encuentro cultural mucho menos ambicioso que el que exhibió en su primera edición. Todo lo contrario que Cosmopoética, que sigue ampliando su abanico y su prestigio en cada edición, si bien debería reparar los desequilibrios de un formato que en algún momento provoca, por sobredosis de oferta, cierto desperdicio de actividades. Seamus Heaney, Dario Fo, Antonio Gala, Mohamed Bennis y Luis Eduardo Aute fueron algunos de los participantes en la quinta edición del festival.

entre vigas y piedras

Septiembre arrojó algunas de las noticias más relevantes del año en materia cultural. La elección de Carlota Álvarez Basso (que quedó como única posibilidad tras la ausencia el día clave de la otra candidata de los patronos, Nuria Sanz, nunca suficientemente explicada) como gerente de la Fundación Córdoba Ciudad Cultural y las actividades de Eutopía ocuparon un amplio espacio en todos los medios informativos de la ciudad junto a la primera piedra del C4, el anuncio de la subasta de las vigas de la Mezquita en Christie's y una de las noticias más dolorosas del año: la muerte de Antonio Povedano.

Fue el 9 de septiembre (con un año de retraso respecto a las previsiones declaradas a comienzos de 2007) cuando la consejera de Cultura de la Junta de Andalucía, Rosa Torres, colocó la primera piedra, en Miraflores, del Centro de Creación Contemporánea de Córdoba (C4), un edificio concebido como un foco de producción y exhibición artística, un espacio para el debate y la investigación sobre los nuevos lenguajes del arte. Un equipamiento "que contribuirá a hacer la Córdoba del siglo XXI", según Torres. El centro será construido durante algo más de tres años en un solar de 25.000 metros cuadrados. El C4, diseñado por los arquitectos Fuensanta Nieto y Enrique Sobejano, aspira a conectar la ciudad con las redes artísticas internacionales a través de una apuesta por las formas más innovadoras de la creación, sobre todo las ligadas al arte digital y audiovisual.

Pocos días antes, el Cabildo había confirmado que las cinco vigas de la Mezquita que en 2006 fueron retiradas de una subasta en la casa Christie's de Londres iban a ser ofrecidas finalmente al mejor postor. El Cabildo, ante la imposibilidad de recuperar las piezas, y después de "haber hecho todo lo posible", según el canónigo arcediano de la Catedral, Fernando Cruz Conde, optó por un acuerdo extrajudicial con los representantes del propietario y con Christie's mediante el cual un porcentaje de la venta iría destinado a Cáritas. Las cinco piezas del siglo X fueron vendidas el 7 de octubre por un millón y medio de euros (el precio máximo estimado era de 2,4 millones) a un pujador de identidad desconocida.

El Cabildo sí pudo recuperar las siete vigas del templo que iban a ser subastadas en la sala Alcalá de Madrid, y que estaban en posesión de un coleccionista.

equipamientos

La recuperación del Teatro de la Axerquía, que afronta ahora la última fase de su reforma, fue otra de las noticias positivas del año junto a la finalización del edificio de nueva planta del Museo Arqueológico. En el lado negativo de la balanza se sitúan los retrasos en la restauración del Museo Taurino y en la concreción del proyecto del nuevo Museo de Bellas Artes. En 2009 comenzará la reforma del antiguo cine Góngora y asistiremos a la inauguración de la Casa del Flamenco-Museo Fosforito, en la Posada del Potro. La futura Biblioteca del Estado, que tanta polémica ha levantado por su ubicación (desplazará a otro espacio la rosaleda de los jardines de la Agricultura), ha conocido un avance este año con el inicio de las catas previas a su construcción. El proceso de cesión del suelo, de titularidad municipal, ha provocado una notable dilación de los trámites previos al inicio de una obra hasta el momento sólo cuenta con un anteproyecto, realizado por el despacho de arquitectura Paredes y Pedrosa.

El premio Reina Sofía a Pablo García Baena, la constitución del consorcio del Centro de Estudios Gongorinos, la gira de la Orquesta de Córdoba por Austria y la República Checa, la nueva etapa iniciada por la Filmoteca con Pablo García Casado al frente y con su integración en el Centro Andaluz de la Imagen, la concesión de los premios Nacional de Literatura Dramática y Luis de Góngora a Miguel Romero Esteo y algunas exposiciones de especial singularidad (la de Atapuerca en el Centro Osio, la de Juan Ripollés en el Paseo de Córdoba...) completaron un año cultural en el que el cuarto centenario de la muerte de Pablo de Céspedes pasó casi desapercibido en la ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios