Más de 2.000 alumnos reciben clases de apoyo para mejorar su rendimiento

  • El plan de acompañamiento es una iniciativa de la Consejería y el Ministerio de Educación para frenar el fracaso escolar · En la provincia, un total de 81 colegios e institutos ofrecen ayuda a los estudiantes

El sistema educativo arrastra una serie de problemas que se manifiestan en el índice de fracaso escolar, un aspecto en el que Andalucía es una de las comunidades autónomas más afectadas de España, con una tasa del 34,7 por ciento. Este índice de alumnos que abandonan los estudios antes de los 15 años sitúa a la región andaluza muy lejos de uno de los objetivos que cada año se plantean las instituciones y que pasa por reducir el fracaso escolar hasta el 10 por ciento. Con este firme propósito nació en 2005 el plan de acompañamiento, una iniciativa conjunta de la Consejería y el Ministerio de Educación que consiste en dar clases extraescolares durante cuatro horas a la semana a aquellos alumnos con problemas educativos.

En la provincia de Córdoba hay este curso 81 centros acogidos a este novedoso plan, que beneficia a 2.195 alumnos con dificultades de aprendizaje, todos ellos pertenecientes al tercer ciclo de Educación Primaria -quinto y sexto- y los tres primeros cursos de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO), según los datos facilitados a el Día por la Delegación de Educación. Se han formado grupos de entre cinco y diez alumnos que reciben clases de los propios profesores del centro en cuestión y fuera del horario lectivo. Además, son los propios docentes los que seleccionan a los niños que necesitan una ayuda para completar con éxito sus estudios.

Aunque al plan de acompañamiento puede suscribirse cualquier alumno con dificultades, el programa está indicado para aquellos escolares cuyas familias no disponen de tiempo o de la formación necesaria para hacer un correcto seguimiento de la marcha de sus hijos. También la pertenencia al colectivo de inmigrantes puede dar lugar, en ocasiones, a dificultades que impidan una adecuada adaptación escolar. El desconocimiento de la lengua y la cultura o la falta de recursos económicos son dos factores que influyen directamente en un bajo rendimiento escolar, por lo que el programa está igualmente dirigido a este grupo.

Los colegios Jerónimo Luis Cabrera, el Gloria Fuertes o el Duque de Rivas son algunos de los centros de la capital que este año se han acogido a este plan de acompañamiento. En cuanto a Institutos de Educación Secundaria, el Duque de Rivas de Hornachuelos o el Antonio Gala de Palma del Río también ofrecen a sus alumnos estas clases extraescolares. La comprensión lectora, la expresión oral y también las matemáticas son las materias en las que el programa pone más énfasis, así como el fomento de hábitos y técnicas de estudio. Todas las clases son evaluadas mediante una entrevista con los alumnos y los familiares, y con exámenes periódicos hasta que finalicen las clases de refuerzo, el próximo 31 de mayo.

Precisamente en la capacidad y hábitos de lectura es donde los andaluces presentan más deficiencias, según la última edición del Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (PISA), publicado ayer. Este informe dice que sólo Andalucía está por debajo de la puntuación media española en los tres apartados -matemáticas, ciencias y comprensión lectora.

En toda la Comunidad, son 500 los colegios e institutos donde se desarrolla el programa de acompañamiento, que cuenta con un presupuesto de 16,1 millones de euros aportados a partes iguales por cada Administración -Junta de Andalucía y Gobierno central.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios