Educación

Más del 60% de los alumnos del colegio Nuestra Señora de Linares dejan las aulas por el calor

  • Las familias piden que el servicio de Inspección confirme que el centro "no está en condiciones" ante las elevadas temperaturas que se registran

Un grupo de niños sale del centro Nuestra Señora de Linares. Un grupo de niños sale del centro Nuestra Señora de Linares.

Un grupo de niños sale del centro Nuestra Señora de Linares. / El Día

Más del 60% de los alumnos del colegio Nuestra Señora de Linares, según datos de la dirección, se han ido a media mañana de las aulas debido al calor que se registra en su interior; el centro cuente este curso con 220 escolares. Se trata de una medida de protesta que los padres iniciaron el pasado lunes ante la ola de calor de los últimos días y que ayer contó con el beneplácito de la propia Consejería de Educación, que ha dado la opción a las familias de no llevar a sus hijos a los centros "como ausencia justificada". 

La asociación de padres del colegio Nuestra Señora de Linares, en Valdeolleros, ha iniciado una campaña para reclamar mejoras en el centro. Carmen López es la portavoz y esta mañana a ido a recoger a su hijo a las 11:15 al colegio, donde se han dado cita un buen número de personas. Además de incidir en que el calor en las aulas es insoportable, López ha asegurado también que ha habido jornadas en las que las familias han tenido que llevar al centro incluso ventiladores. Ha lamentado que a pesar de que la Junta reformó el centro en 2015 -se gastó más de 1,5 millones de euros- no se incluyó la instalación de máquinas de aire acondicionado. “Los niños no están seguros y el comedor tampoco tiene aire acondicionado; la única máquina que hay está en una sala para refrigerar el sistema eléctrico”, ha detallado. Pero aún hay más porque, según Carmen López, en el patio “no hay sombra”. Y realmente es así, apenas hay plantados cuatro árboles, que casi no dan sombra, y además, el único espacio que hay con sombra es la que dan las escaleras. Por ello, las familias han pedido que el servicio de Inspección confirme que el centro "no está en condiciones" para seguir dando clases dadas las elevadas temperaturas que se registran en su interior.

El director del centro, Juan José González, ha confirmado esta denuncia y ha recordado que los profesores trabajan en las mismas condiciones climatológicas que los niños. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios