Una alternativa sana al 'fast food'

  • El Aula de Cultura Gastronómica ofrece un curso sobre alimentos que están mínimamente procesados l en rabanales Las jornadas están dirigidas a alumnos de la Escuela de Hostelería y a tecnólogos de los alimentos de la UCO

No toda la comida rápida tiene por qué ser insana. De hecho, está sometida a escrupulosas medidas de control que garantizan a los consumidores su calidad y sus aportes nutrientes. La ciencia y la última tecnología en alimentación juegan un papel clave en ello, así como en el proceso de preparación y almacenamiento de estos productos.

El Aula de Cultura Gastronómica de la Universidad celebró ayer en Rabanales el curso Los alimentos mínimamente procesados de IV, V y VI gama en la gastronomía del siglo XXI, una comida que está considerada fast food de la dieta sana. Dentro de esta clasificación se encuentran, por ejemplo, las bolsas o los paquetes de verduras y frutas ya preparadas que se venden en los grandes supermercados, una alternativa sana y muy completa a otro tipo de alimentación rápida que no es tan beneficiosa para el organismo.

El director de este aula, el profesor Antonio Luis Díaz Alonso, precisó, en este sentido, que estas jornadas -en las que participan alumnos de la Escuela de Hostelería y tecnólogos de los alimentos de la Universidad de Córdoba (UCO)- tienen como fin trasmitir a los asistentes cómo está controlada la calidad y la seguridad alimentario de estos productos.

Díaz Alonso resaltó que otro de los fines es divulgar a la sociedad en general que estas técnicas alimentarias son operativas y muy interesantes en gastronomía, en contra de lo que puedan pensar muchos consumidores a la hora de hacer la compra. El director del Aula de Cultura Gastronómica de la UCO insistió en que estos alimentos son naturales y, por tanto, aportan muchos beneficios desde el punto de vista nutritivo.

El experto concretó que los productos mínimamente procesados cuentan con una serie de valores añadidos que tienen una importante aceptación en el mercado actual, pues son variados y se pueden adquirir y consumir de forma inmediata, aunque no no esté en temporada.

Tras una breve introducción por parte del organizador de las jornadas, la profesora del departamento de Bromatología y Tecnología de los Alimentos, María Teresa Sánchez Pineda de las Infantas, ofreció una conferencia sobre las frutas de IV y V gama, es decir, aquéllas que no tienen ningún tipo de sustancias que alteren sus propiedades más que un corte limpio y una atmósfera adecuada. También participó el responsable del sistema de calidad de la empresa Verdifresh, suministradora de Mercadona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios