Zapatero vincula la estabilidad en el mundo árabe al conflicto palestino

  • El expresidente considera que si no hay una solución en Israel no se podrá avanzar y pide que Europa mire hacia el Mediterráneo

El expresidente Zapatero, entre Antonio Garrigues y Aziza Bennai. El expresidente Zapatero, entre Antonio Garrigues y Aziza Bennai.

El expresidente Zapatero, entre Antonio Garrigues y Aziza Bennai. / barrionuevo

El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero aseguró ayer que "mientras no haya solución al conflicto palestino no habrá estabilidad en el mundo árabe" e insistió en que "el mayor reto de seguridad mundial" es el terrorismo yihadista. Zapatero, presidente del consejo asesor de la fundación alemana Instituto para la Democracia Cultural, participó en Córdoba en el debate de clausura del tercer congreso del bienestar organizado por la Cadena Ser, que este año ha reunido a personalidades de todas las disciplinas para debatir sobre "el desorden del mundo".

"En este momento de recrudecimiento de la violencia en forma de terrorismo yihadista hay que tener clara la perspectiva", según el expresidente, quien recordó que el número de guerras y muertos por conflictos se ha reducido y que "las desigualdades en los últimos 30 años son menos que en los anteriores 500 años". Zapatero consideró que "la intervención militar no ha solucionado los problemas en Afganistán, Siria o Irak, sino que los ha agravado" por lo que ha instado a la comunidad internacional, y a la Unión Europea "como agente activo", a tener "una visión estratégica" que pasa por luchar contra "el tumor primario" del terrorismo yihadista: el conflicto palestino.

Por su parte, el diplomático español Bernardino León, que fue Alto Representante para el Mediterráneo Sur después de la denominada Primavera Árabe, dirigió la mirada al Sahel africano, "base de los principales grupos terroristas actuales: Boko Haram, Al Qaeda, Daesh y Al-Sabaab" y también "donde se concentran los países más pobres del mundo". León abogó por combatir las mafias internacionales y apoyar a la democratización de "países aliados" como Marruecos o Túnez como claves para combatir el terrorismo: "seguridad mediante la cooperación judicial y policial, cooperación internacional al desarrollo y lucha contra la radicalización".

El jurista y experto en inversión extranjera Antonio Garrigues Walker apuntó a la necesidad de gestionar los flujos migratorios, "una solución fácil en Europa si cada país aceptase sus cuotas marcadas".

Por su parte, la hispanista y exministra de cultura de Marruecos Aziza Bennai valoró la cooperación con España en materia de terrorismo y afirmó que su país "ofrece formación a los imanes a todos los países que lo requieran".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios