CATALUÑA

Zapatero cree que la ruptura del modelo de convivencia del 78 es "muy grave"

  • El expresidente reflexiona sobre el conflicto de Cataluña y asegura que "si vivimos juntos, decidimos juntos"

Zapatero, durante su intervención. Zapatero, durante su intervención.

Zapatero, durante su intervención. / Barrionuevo

El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero ha alertado hoy en Córdoba sobre el desafío independentista catalán y ha dicho que "la ruptura del modelo de convivencia democrática logrado con la Constitución de 1978 es algo muy serio y muy grave".

Zapatero, que ha participado en un debate sobre los desafíos en materia de seguridad en los países del Mediterráneo, ha concluido su intervención, a petición del moderador del coloquio, pidiendo a los independentistas catalanes "calma y sosiego", ya que "romper un acuerdo de convivencia democrática" es algo "muy serio y muy grave".

Se ha mostrado optimista al confiar en "la fortaleza de la democracia española" ante "hechos incontestables" porque "ninguna democracia ha conocido ni permitido la segregación territorial".

A su juicio, los argumentos de los independentistas "carecen de credibilidad" porque "el independentismo, conforme a la doctrina clásica, sólo podría tener fundamento si la identidad del pueblo catalán no fuese reconocida o si una amplia mayoría demandase un proyecto de convivencia distinto al español, esto es, la democracia".

Considera que Cataluña no está en ninguno de estos dos supuestos pues "tanto la Constitución como su Estatuto preservan su identidad; de hecho su lengua es vehicular" y, por otra parte, "quieren mantener el euro, pertenecer a la Unión Europea y tener un sistema democrático", con lo que no es un modelo "diferente al español".

"¿Cuál es su argumento?", se ha preguntado Zapatero, que aludiendo al de que "aportan mucho dinero a España", ha respondido: "si quieren ser solidarios con Europa al final lo van a ser también con España porque pertenecemos a la UE".

Ha instado a los líderes independentistas a "acabar con el mito de las bondades del referéndum" para "hacer un debate intelectual", "una mirada al mundo con calma y sosiego porque la van a necesitar".

Según Zapatero, en Quebec y en Escocia "la solución no pasa por un referéndum, sino por un compromiso de convivencia" y más "en uno de los países con más libertades y derechos democráticos" donde "ser español es ya una convivencia de identidades íberas, celtas, musulmanas, gitanas; esto es ser España"

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios