La Virgen de la Estrella cumple 25 años desde su bendición

  • En enero de 1986 la hermandad acuerda encargar una nueva imagen más expresiva a Juan Ventura y, en noviembre del mismo año, se bendice

Comentarios 3

La hermandad de la Estrella vivirá este año un acontecimiento muy especial como es la conmemoración de los 25 años desde que se bendijo la imagen de la virgen, obra del artista Juan Ventura. Fue el 16 de noviembre de 1986 cuando se celebró la bendición de Nuestra Señora de la Estrella en el convento de las Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús, que estuvo presidida por el vicario general de la Diócesis de la época, Valeriano Orden Palomino, pese a los intentos de que fuera el obispo quien presidiera la ceremonia. 

La imagen sustituía a la Virgen de los Remedios y fue un encargo que surgió de los hermanos más jóvenes de la cofradía, que querían una dolorosa "que ostentara mayor expresividad y belleza plástica" que la anterior, según se recoge en el último boletín de esta cofradía. Por lo tanto, en enero de 1986 se deciden a encargar una nueva talla al imaginero Juan Ventura, aunque también se barajaron nombres como Luis Álvarez Duarte o Francisco Berlanga. El nombre de Estrella, que se decide en una de las reuniones mantenidas por los impulsores de este proyecto, parte de Javier Juárez Martínez, hermano del Huerto, que recibe el visto bueno del resto. 

Comienza entonces todo el proceso para la elaboración de la talla, con visitas a Sevilla para conocer la impresión del imaginero, así como múltiples reuniones para informar sobre todo el proceso que estaba realizaron Juan Ventura, uno de los artistas más valorados dentro de la escultura religiosa. Fue un caluroso 5 de julio del año 1986 cuando se produjo el desplazamiento "más esperado y deseado" para recoger la talla finalizada desde Sevilla hasta Córdoba.

El primer reportaje fotográfico de Nuestra Señora de la Estrella se realizó en el propio taller del imaginero Juan Ventura, a cargo de Antonio Fernández. En esa ocasión lució una saya, manto y corona de la imagen sevillana de Nuestra Señora de los Dolores de la cofradía servida, siendo una de las camareras de esta hermandad la encargada de vestir a la imagen. Ya en Córdoba, Fray Ricardo  accedió a encargarse de esta tarea y lo hizo con ropa de Nuestra Señora de los Ángeles de la hermanad de la Sangre. Sin duda ese fue un verano cargado de preparativos antes del día de la bendición el 16 de noviembre.

No fue éste el único hecho histórico para la hermandad pues, por esa fecha también su sucedieron otros acontecimientos importantes. Por un lado se acuerda el traslado de la imagen a la parroquia de San Fernando, en la Huerta de la Reina y también se forma el Coro de la Hermandad, que se estrenó en la Misa del Gallo en las Navidades de 1986. Otros proyectos fueron la creación de una nueva imagen de Cristo y la formación de una banda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios