Urgencias y Ginecología acaparan las reclamaciones en el Reina Sofía

  • La Asociación de Defensor del Paciente advierte de que en Andalucía se registraron 1.500 denuncias en 2007, de las que 115 se formularon en el hospital cordobés

El Hospital Universitario Reina Sofía se sitúa entre los centros sanitarios de Andalucía que acumulan más reclamaciones de los usuarios, según se desprende del último informe elaborado por la Asociación del Defensor del Paciente. En este ranking también figuran el Virgen del Rocío y el Virgen Macarena de Sevilla, el Carlos Haya de Málaga y el Hospital Universitario Puerta del Mar de Cádiz. De los más de 1.500 expedientes abiertos en la Comunidad el pasado ejercicio por supuestas negligencias médicas o una inadecuada atención hospitalaria, 115 se registraron en la provincia de Córdoba, una docena más que el ejercicio anterior. Según el estudio, los servicios hospitalarios que más quejas recibieron de los enfermos o de sus familiares durante 2007 fueron las Urgencias y Ginecología, seguidos de Traumatología, Cirugía General y Oncología, según el mismo documento, que también alerta de la falta de médicos en determinadas áreas.

La presidenta del colectivo, Carmen Flores, recordó que el pasado año se vivieron en el hospital cordobés esperas de más de 15 horas para acceder a una cama, así como un déficit "endémico" de profesionales para atender la demanda asistencial. Uno de los asuntos que el Defensor del Paciente ha recogido en su balance fue la muerte de un bebé al nacer "porque estaban estropeados los monitores".

Flores recordó que los propios trabajadores se han echado a la calle en varias ocasiones para denunciar públicamente el trabajo bajo mínimos de las Urgencias, "una situación que conlleva sobrecarga asistencial, fatiga mental y una presión que les puede conducir a cometer errores con los pacientes y que nuestra asociación corrobora día a día". Este colectivo, que se creó hace diez años en Madrid para defender los intereses de todos los pacientes, también puso de manifiesto que Andalucía es la comunidad con menos camas hospitalarias por habitante -sólo 212 por 100.000 usuarios-, "lo que provoca que se tengan que anular operaciones ya programadas por falta de recursos".

La lista de espera es otro de los puntos negros del sistema sanitario público andaluz. A juicio de la organización, una tónica habitual es "cerrar las agendas de los especialistas transitoriamente" para no rebasar el tiempo máximo fijado para atender a los enfermos, que en el caso de pruebas diagnósticas no debe superar el mes. Actualmente, hay alrededor de 50.000 andaluces que esperan una intervención quirúrgica y unos 175.000 que aguardan consulta con el médico de turno. Este informe anual también alerta del "importante" incremento de "secuelas graves" por sufrimiento fetal registrado en el último ejercicio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios