Urbanismo abrirá un proceso específico para renombrar las calles de la memoria

  • El procedimiento se situará al margen de lo habitual con el objetivo de llegar al consenso

  • Hay que articular fórmulas de participación

Público asistente al Pleno del pasado martes. Público asistente al Pleno del pasado martes.

Público asistente al Pleno del pasado martes. / jordi vidal

La Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU), que tiene las competencias para poner los nombres a las calles, seguirá un "procedimiento especial" a la hora de decidir las nuevas nomenclaturas de las 15 vías que se van a retirar afectadas por la Ley de Memoria Democrática y que aprobó el martes el Pleno. Entre la batería de calles se encuentran tres que generaron bastante polémica como se evidenció en la sesión plenaria y que son Cruz Conde, la avenida Conde de Vallellano y la plaza de Cañero. Durante el desarrollo del consejo rector se trató este asunto, ya que el portavoz de Ganemos, Rafael Blázquez, recordó su propuesta de optar por nombres de mujeres. La intención de Urbanismo, según apuntaron fuentes municipales, es "buscar una fórmula distinta" a la que se sigue en la actualidad para lograr el máximo consenso.

Ahora es la Gerencia la que, a propuesta de las solicitudes que llegan de distintos colectivos, analiza y elabora una propuesta que dirige al Consejo de Distrito afectado. La intención en este caso es que haya más participación, sobre todo desde la parte política, y que las propuestas salgan mediante el consenso. Urbanismo, no obstante, tiene varias solicitudes desde hace tiempo que han ido llegando, por lo que también se hará un trabajo de revisar todas las ideas antes de elevar un acuerdo definitivo. Igualmente, según apuntaron las mismas fuentes, se tendrá en cuenta la "relevancia" de la calle, ya que no es lo mismo Cruz Conde, la vía más céntrica de la ciudad, que las situadas en otros barrios.

IU rechaza la propuesta de buscar fórmulas imaginativas como dijeron PP y PSOE

Lo que no queda claro es cuánto tiempo va a llevar ese proceso, sobre todo cuando llegar a un acuerdo parece muy complicado en las tres vías con más arraigo popular y que ya se han nombrado: Cruz Conde, Vallellano y Cañero. El PSOE propuso en su momento -y el PP se unió- la apuesta por "fórmulas imaginativas", esto es, intentar mantener la identidad de la vía pero haciendo cumplir la ley. De manera gráfica, dejar Cruz Conde en lugar de José Cruz Conde o Vallellano en vez de conde de Vallellano. El portavoz de IU, Pedro García, ya dijo el martes que esa medida era "una tomadura de pelo", aunque también utilizó otras calificaciones como "chapuza democrática" o "burla a las víctimas". "Imagínese que en lugar de calle Adolf Hitler fuera Hitler", dijo García. No están en la federación de izquierdas, por tanto, muy por la labor de esta posibilidad.

El PP intentó hasta el último momento en el Pleno del martes que se sacaran del dictamen estas tres calles -junto con Cronista Rey Díaz y José María Pemán-, aunque fue imposible. Los vecinos afectados, según los populares, están en contra y así lo demuestran las más de 8.000 firmas que se entregaron al secretario del Pleno. El portavoz de los populares, José María Bellido, argumentó que la calle a José Cruz Conde fue rotulada en 1929, antes de la Guerra Civil, por lo que no responde a motivos de exaltación franquista y que la plaza de Cañero fue nombrada así en 1989 por un alcalde comunista: Herminio Trigo. De José María Pemán dijo que hasta el alcalde de Cádiz, de Podemos, le mantiene su nombre a un teatro, al igual que ocurre con Vallellano en Madrid. La Junta de Andalucía, dijo, tampoco ha retirado el nombre a un colegio de su propiedad llamado Cronista Rey Díaz. También se rechazó la propuesta popular de convocar un referéndum para decidir sobre los nombres más polémicos.

Las posiciones, por tanto, parten de posturas muy enfrentadas y habrá que ver si finalmente se llega a ese consenso del que se habla. La alcaldesa, Isabel Ambrosio, prometió en su momento participación pero aún se tiene que decidir cómo se va a dar voz a todos los implicados en los cambios. Además de los vecinos, también han hablado en estos días comerciantes en contra de las modificaciones propuestas y que ya son una realidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios