Urbanismo declara caducado el plan especial de Castillo de Maimón

  • Pedro García adelanta que a partir de ahora "los propietarios tienen la posibilidad de recurrir ante lo administrativo y lo judicial"

El presidente de la Gerencia Municipal de Urbanismo, Pedro García, anunció ayer que el expediente del plan especial del Castillo de Maimón ha caducado. García relató que este será uno de los puntos más importantes que irán al próximo Consejo de Gerencia, que tendrá lugar la próxima semana. El también primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Córdoba relató que en el plan especial de Castillo del Maimón está incluido el camino público de La Palomera "y los propietarios del plan no lo reconocían", de manera que "al no llegar a cumplimentar los requisitos del plan, lo que se hace es que caduca el expediente y no es posible seguir hacia adelante con los trámites administrativos", puntualizó el presidente de la Gerencia Municipal de Urbanismo. García detalló que, a partir de ahora, "los propietarios tienen la posibilidad de recurrir ante lo administrativo y lo judicial", e insistió, refiriéndose al camino de la Palomera, que "el Ayuntamiento va a seguir defendiendo lo público". La Junta de Gobierno Local aprobó inicialmente en el 2012 el plan especial de Castillo de Maimón y ese trazado aparece citado en el inventario de caminos públicos municipales desde 1884.

Esta caducidad del expediente llega después de que, a finales del pasado año, la congregación religiosa de los Hermanos Maristas Provincia Mediterránea presentara una querella contra la Gerencia y el jefe de la Oficina de Patrimonio de dicho organismo autónomo municipal por los supuestos delitos de prevaricación y de falsedad documental en el expediente administrativo del plan especial en Suelo No Urbanizable Castillo Maimón. Mediante ese dicho plan, los Maristas pretendían ampliar los usos urbanísticos del que dispone y dar carácter residencial y hotelero al inmueble. El Plan General de Ordenación Urbana contemplaba esta posibilidad del plan especial, que debía definir lo que se podía hacer en el suelo que ocupa este inmueble que es propiedad de la congregación religiosa desde 1946. La Gerencia Municipal de Urbanismo le otorgaba la calificación de público al acceso a la finca y a las edificaciones existentes en la zona, mientras que, por el contrario, los Maristas consideraban que ese acceso era privado. Incluso los grupos municipales del PSOE e IU -entonces en la oposición- llevaron a Pleno una moción contra la posibilidad de privatizar ese acceso. El juez decidió archivar la causa el pasado mes de junio.

García anunció también ayer que en la próxima comisión de licencias de la Gerencia Municipal de Urbanismo se prevé aprobar dar licencia para la construcción de 56 viviendas en la zona de Huerta de Santa Isabel, así como otra licencia para mejoras en el Museo Julio Romero de Torres, "con 87.000 euros para pequeñas actuaciones", matizó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios