La UCO y las empresas celebrarán congresos de manera conjunta

  • La Universidad y la asociación Córdoba Convention Bureau firman un convenio de colaboración para potenciar la celebración de encuentros no académicos

La nueva sede del Rectorado de la Universidad de Córdoba (UCO) abre nuevas posibilidades de trabajo y promoción para la institución académica. Una de ellas es convertirse en sede de los numerosos congresos que cada año se celebran en la capital. Ante esta posibilidad, la UCO renovó ayer el convenio de colaboración que mantiene desde hace un par de años con la asociación Córdoba Convention Bureau, gracias al que la antigua Facultad de Veterinaria podrá acoger todo tipo de congresos aunque no sean de carácter académico.

Para el rector de la UCO, José Manuel Roldán Nogueras, gracias a la firma de este convenio se brinda a la ciudad "una nueva posibilidad" de acoger convenciones y convertirla "en una de las ciudades andaluzas más importantes en lo que a turismo de congresos se refiere".

Gracias a la firma de este acuerdo, Córdoba Convention Bureau aportará toda la ayuda necesaria para "convencer a las organizaciones de celebrar sus congresos en Córdoba", explicó el presidente de la entidad, Ramón Pina, quien indicó que su trabajo se centrará, posteriormente, en organizar la logística necesaria para los congresistas, tales como hoteles o medios de transporte. Pina destacó también las características del salón de actos del Rectorado, ya que cuenta con las cabinas de traducción más modernas de toda la provincia.

Tanto Pina como Roldán Nogueras coincidieron en la necesidad de potenciar el papel de Córdoba como ciudad de congresos, una actividad en la que la UCO está interesada, ya que celebra y acoge numerosas reuniones de carácter científico y cultural. El convenio suscrito tiene una duración de un año con posibilidad de prórroga y estipula las condiciones necesarias para que se generen congresos "de todo tipo" en la ciudad de Córdoba.

El turismo de congresos es una gran fuente de ingresos para la capital y, según el último balance que Córdoba Convention Bureau hizo público, el sector tuvo un seis por ciento más de ingresos el año pasado. La repercusión económica de este tipo de eventos en el ejercicio de 2006 se colocó en los 42 millones de euros. Los factores que jugaron en favor de este sector productivo fue el número de visitantes que estuvieron en Córdoba para celebrar un congreso o una jornada, que llegó a los 77.000. El número de días que permanecen los turistas que asisten en Córdoba a una convención es superior a los que suelen pasar la media de los viajeros. Según los datos del Córdoba Convention Bureau, los visitantes que están en Córdoba por motivos empresariales pasan en la ciudad unas 2,7 jornadas. La carencia de infraestructuras, como un aeropuerto, es uno de los principales obstáculos de desarrollo de este sector. Prueba de ello es que el año pasado apenas el dos por ciento de los 144 congresos que se celebraron fueron internacionales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios