Tráfico retira el carné de conducir a 23 personas tras perder todos los puntos

  • Desde la entrada en vigor del nuevo sistema, la DGT ha detraído 34.508 puntos en la provincia, de los que más de la mitad se descontaron por exceso de velocidad y el 12% por no llevar cinturón o casco

Hay conductores que aún se atreven a desafiar las normas de circulación y no dudan en pisar a fondo el acelerador o en ponerse en la carretera sin abrocharse el cinturón. Tal es la avalancha de infracciones detectadas en la carretera que la Jefatura Provincial de Tráfico ha decretado hasta el momento la pérdida de vigencia del permiso de conducir o la licencia de motocicletas a un total de 23 personas. La Dirección General de Tráfico (DGT), además, ha iniciado ya los trámites de otros ocho expedientes, según los datos facilitados ayer por la Subdelegación del Gobierno.

Desde la puesta en marcha del carné de conducir por puntos en junio de 2006, las autoridades competentes han detraído en Córdoba un total de 34.508 puntos, de los que más de la mitad -en concreto, el 53 por ciento- se descontaron por exceso de velocidad. A esta tipología de infracción le siguieron la no utilización del cinturón de seguridad o el casco -un 12 por ciento de las ocasiones-, abusar del alcohol -un nueve por ciento- y hablar por teléfono móvil mientras se conduce -un cinco por ciento de los puntos detraídos se debió a este motivo-, según el balance de 2007 realizado por la Subdelegación.

Por otra parte, desde la entrada en vigor de la reforma del Código Penal en materia de delitos contra la seguridad del tráfico, la Guardia Civil ha puesto a disposición judicial a 44 conductores. La inmensa mayoría de las detenciones -el 91 por ciento- se debió por conducir con una tasa de alcoholemia superior a la permitida, mientras que sólo cuatro automovilistas fueron retenidos por los agentes por exceso de velocidad. En todos los casos, además, los conductores llegaron a una conformidad en el juzgado de guardia, ya que de esta manera se aseguran una reducción de la condena y evitan tener que sentarse en el banquillo de los acusados durante un juicio.

Todas estas reformas tuvieron como resultado un descenso del 9,2 por ciento de las víctimas mortales en la carretera, al pasar de 54 fallecidos en 2006 a 49 el año pasado. Los siniestros, en cambio, sí aumentaron. La DGT sitúa este incremento en un 4,7 por ciento, desde 43 en 2006 a 45 el año pasado. Aunque el subdelegado del Gobierno, Jesús María Ruiz, explicó que es preciso analizar los datos en un mayor periodo de tiempo para comprobar las consecuencias del carné por puntos y la reforma del Código Penal, consideró que la estadística "permite mirar con optimismo y con esperanza al futuro".

El representante del Gobierno central en la provincia achacó esta "sensible mejoría" a la inversión en las infraestructuras, las medidas puestas en marcha por el Ejecutivo y las campañas de concienciación. Ruiz también puso de relieve la "importancia" de otras actuaciones en materia de seguridad vial en el ámbito de la educación, como la introducción de esta materia en la enseñanza obligatoria a través de la asignatura de Educación para la Ciudadanía, o la modificación de los contenidos del examen de conducir para reforzar los temas relacionados con seguridad vial. El subdelegado añadió que poner coto a la siniestralidad vial "es una tarea de todos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios