Las Tendillas se consolida como el 'botellódromo' de Fin de Año

  • Los restos de bolsas y botellas vacías ocuparon la práctica totalidad de la plaza · La ausencia de incidentes de importancia fue la tónica común pese a algunas incidencias relacionadas con el alcohol

Comentarios 1

La disminución de la celebración de cotillones de Fin de Año y el atractivo de la fiesta que anualmente organiza el Ayuntamiento en la plaza de las Tendillas han erigido este enclave en un botellódromo que se consolida año a año con motivo de las campanadas. La ausencia de las cámaras de Canal Sur Televisión para la retransmisión de este momento no mermó un ápice la concurrencia de cordobeses que llegaron a ocupar sin incidentes la totalidad del espacio libre que quedaba en la plaza así como parte de las calles aledañas. A partir de la 01.00, momento en el que comenzó a descender la densidad de público congregado, comenzaron a verse en el suelo los restos de la fiesta, fundamentalmente bolsas, botellas vacías y vasos.

El Ayuntamiento, al igual que en años anteriores, había dispuesto Las Tendillas como una gran sala de fiestas. Por una parte, un gran escenario ocupaba la zona más próxima a la calle Gondomar, mientras que la fuente central estaba ocupada por una estructura metálica, adornada con globos de colores, en los que se disponían las baterías de la luminotecnia.

A partir de las 23.00, momento del inicio de la fiesta organizada por el Consistorio y que contó con un presupuesto de 42.000 euros, comenzó la afluencia de público hacia Las Tendillas. Grupos de personas, cargadas en su mayoría con bolsas con bebidas, accedían andando a la plaza, puesto que estaba cortada la circulación rodada en sus inmediaciones.

A partir de ese momento, el escenario cobraba vida en donde se sucedieron las actuaciones de DJ Raúl Díaz, el grupo Havana Night Dancer, la cantante Anabel y los sevillanos La madre que los parió. Todo esto contó, además, con fuegos artificiales, cañones de nieve, rayos laser y la presentación de la cubana Sol Rodríguez, en una fiesta que se prolongó hasta bien entrada la madrugada.

Por otra parte, la primera madrugada del año se desarrolló sin incidentes importantes ni durante la fiesta de Las Tendillas ni en el resto de la ciudad, según destacaron fuentes del Cuerpo Nacional de Policía. Tan sólo se registraron algunas denuncias por peleas muy leves, pero que en ningún caso ha habido detenidos en una de las Nocheviejas más tranquilas en los últimos años.

La Policía Local indicó, por su parte, que el servicio más destacado fue la salida de vía de un turismo en la avenida del Mediterráneo, que chocó contra otros dos vehículos que estaban aparcados. Al detectar los agentes que el conductor presentaba signos de haber ingerido bebidas alcohólicas, se le realizó un test de alcoholemia que arrojó un resultado positivo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios