solidaridad

El Sorteo de Oro de Cruz Roja sale a la calle con ritmo musical

  • La institución humanitaria celebra una de sus grandes actividades recaudatorias para ampliar su labor social

Presentación de la campaña del Sorteo de Oro. Presentación de la campaña del Sorteo de Oro.

Presentación de la campaña del Sorteo de Oro. / Jose MARTÍNEZ

Cruz Roja presentó ayer su nueva campaña del Sorteo de Oro con un flashmob en pleno centro de la ciudad preparado por estudiantes de la Escuela Superior de Arte Dramático Miguel Salcedo Hierro. Jugando con el lema de este año, #NecesitamosUnSí, y al ritmo de la canción Marry you, de Bruno Mars, un grupo de alumnos de dicha escuela interpretaron en el Bulevar de Gran Capitán una coreografía que sirvió como simbólico pistoletazo de salida para la campaña de venta de boletos de la institución humanitaria.

"El Sorteo de Oro no es una lotería más, y cuando dices sí a participar y compras un boleto estás diciendo sí a la labor de Cruz Roja. Decir sí es apoyar a las familias en situaciones vulnerables para mejorar sus condiciones de vida, salud, formación, trabajo, integridad o bienestar. Decir sí es colaborar con las personas que más lo necesitan", recodó la presidenta provincial, Cándida Ruiz.

El Sorteo de Oro es una iniciativa que viene celebrándose desde 1980, y que a día de hoy es uno de los principales recursos con que cuenta la institución humanitaria para mantener la infraestructura de sus asambleas locales -12 en la provincia- y garantizar el desarrollo de los numerosos proyectos solidarios que lleva a cabo. Así, quien compra un boleto del Sorteo de Oro está haciendo algo más que buscar su propia suerte; una acción tan sencilla como invertir cinco euros en una participación para este sorteo se convierte en una verdadera acción social.

La recompensa de esa colaboración puede ser doble: por un lado, porque uno puede convertirse en millonario -hay miles de boletos premiados y un primer premio de tres millones de euros- y, por otro, porque, con sólo cinco euros, se contribuye a hacer más felices a los sectores de la población más vulnerables, desde personas mayores o con discapacidad hasta infancia, inmigrantes, drogodependientes, mujeres en dificultad social, familias en riesgo de exclusión social, personas afectadas de VIH, familias afectadas por la crisis o habitantes de otras zonas del mundo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios