Córdoba

Sorprendido conduciendo bajo los efectos de las drogas y a gran velocidad en la A-4

  • El hombre, que había perdido todos los puntos del carnet, podría enfrentarse a dos penas de prisión

Agentes de la Guardia Civil durante un control de tráfico. Agentes de la Guardia Civil durante un control de tráfico.

Agentes de la Guardia Civil durante un control de tráfico. / El Día

Con las pupilas dilatadas, oliendo a cannabis, tambaleante, además de presentar otros signos de encontrarse bajo la influencia de sustancias estupefacientes. Así describe el Subsector de Tráfico de la Guardia Civil el estado en el que se encontró a un conductor ayer alrededor de las 16:30 en el kilómetro 400 de la autovía A-4.

La Guardia Civil ha informado de que en este punto se producen diariamente retenciones de tráfico y son frecuentes los accidentes y en el mimos observó mientras señalizaban la retención un vehículo que se aproximaba a gran velocidad, indicándole el primero de los agentes que aminorara la velocidad y dándole el alto el segundo de ellos. 

Según la misma información, los agentes se acercaron y el conductor les manifestó que le había parecido que se encontraban más lejos, habiendo parado en el lugar donde creía que estaban. Asimismo, observaron que esta persona tenía las pupilas dilatadas, olía a cannabis y se mostraba tambaleante, además de presentar otros signos de encontrarse bajo la influencia de sustancias estupefacientes, por lo que se le realizó la prueba de drogas, arrojando un resultado positivo en THC (principio activo del cannabis).

Los agentes, además, comprobaron que el conductor había perdido la vigencia de su permiso de conducir por la pérdida total de sus puntos.

Ante todo ello, los efectivos instruyeron las correspondientes diligencias al conductor del vehículo, como supuesto autor de dos delitos contra la seguridad vial, por conducir habiendo perdido la totalidad de los puntos y bajo la influencia de drogas.

El conductor, de 47 años, nacionalidad francesa y vecino de Córdoba, podría enfrentarse a dos penas de prisión de tres a seis meses o de multa de seis a doce meses o trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días, y, en cualquier caso, a la de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años, según los artículos 379 y 384 del Código Penal.

El atestado instruido será remitido al Juzgado de Instrucción de Guardia de Córdoba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios