Sólo el PP se opone a contratar la revisión del Palacio del Sur

  • El consejo de la Gerencia hace oficial el encargo a Koolhaas de la revisión del diseño del edificio

Sólo el Partido Popular votó ayer en contra de encargar a Rem Koolhaas el nuevo diseño del Palacio del Sur en el consejo de la Gerencia de Urbanismo que hizo oficial, después de meses de trabajo, el encargo del proyecto. El teniente de alcalde de Urbanismo, Andrés Ocaña, aseguró que en las próximas dos semanas la adjudicación de la reforma del proyecto se elevará a definitiva una vez que Koolhaas acredite que se encuentra al corriente del pago de la Seguridad Social y efectúe las garantías propicias.

Ocaña manifestó que se abre "una nueva etapa" en el desarrollo del proyecto de un centro de congresos en Miraflores, que probablemente sea la más compleja: garantizar la financiación de la iniciativa, cuyo tope de gasto se ha fijado en 67 millones de euros. El equipo de gobierno se ha fijado de plazo el tiempo que tiene Koolhaas para redactar el proyecto (unos ocho meses) para cerrar la financiación definitiva del complejo mediante un acuerdo presupuestaria con la Junta de Andalucía y el Ministerio de Industria y Turismo.

El portavoz del PP, José Antonio Nieto, justificó ayer la negativa a contratar a Rem Koolhaas al criterio de que no es partidiario de comprometer nuevos fondos municipales hasta tanto quede totalmente claro que existirán partidas económicas suficientes para desarrollar la obra. "Estaríamos encantados en votar afirmativamente la propuesta del gobierno municipal, pero ya se han tirado a la basura seis millones de euros y no nos parece oportuno que se puedan a llegar a tirar otros tres millones más", aseguró el responsable de la oposición.

El PP mantiene que, con el estado actual de las arcas municipales, el Ayuntamiento no se puede plantear afrontar un proyecto de alto presupuesto sin el concurso del resto de administraciones. IU y PSOE aseguran, por su parte, que la disposición propia puede alcanzar los 30 millones de euros, en torno a la mitad de lo que se precisa para llevar a efecto el proyecto de Miraflores.

El nuevo contrato con Koolhaas se basa en una estrategia de vigilancia constante de la evolución de los gastos. El equipo de gobierno tiene la opción de modificar buena parte del proyecto si se superan los parámetros presupuestarios. Los arquitectos tendrán que enviar informes mensuales de las proyecciones económicas, que tendrán que ser validadas por los servicios técnicos de la Gerencia para que no se produzcan desviaciones durante la fase de redacción del proyecto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios