El Seprona realiza casi 3.000 actuaciones e imputa 40 delitos

  • Las unidades de protección de la naturaleza del Instituto armado esperan superar su marca de 2006, cuando cerraron su balance anual con 3.106 diligencias relacionadas con agresiones al entorno natural

Comentarios 1

Los agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil en Córdoba van camino de cerrar uno de los mejores años de la historia de esta unidad, ya que hasta primeros de diciembre han efectuado 2.947 actuaciones relacionadas con agresiones y delitos contra el entorno natural, el patrimonio o el paisaje. Les quedan sólo unos días para cerrar el ejercicio y ya están cerca de las 3.106 del año pasado, una cifra que se superará al cierre de 2007, pues desarrollan una media de 400 diligencias al mes, según fuentes del Instituto armado en Córdoba.

Pero entre los datos más significativos de cuantos barajan los miembros de este servicio, uno de los más importantes de la Comandancia de Córdoba, se encuentra la tramitación de 40 delitos de distinta naturaleza relacionados con el medio ambiente y con distintos aspectos vinculados al territorio y las especies animales. Aparte de las presuntas comisiones de delito tramitadas por la Guardia Civil, este servicio especializado ha detectado 2.598 infracciones administrativas, siete faltas y ha emitido 302 informes. Y es que aunque al Seprona se le suele identificar con delitos y actuaciones relacionadas con la caza, su campo de trabajo va desde la vigilancia de los residuos hasta la lucha contra las construcciones ilegales, pasando por la vigilancia de especies protegidas y exóticas que puedan llegar de forma ilegal al país.

Fuentes del Seprona en Córdoba declararon, no obstante, que los delitos e infracciones relacionados con la actividad cinegética siguen protagonizando buena parte de la actividad de los agentes, ya que 468 diligencias tienen que ver con la caza menor y 106 con la caza mayor. Pero en los últimos tiempos han cobrado especial protagonismo aquellas infracciones relacionadas con los vertidos y con la emisión o depósito de residuos urbanos. En este campo se han efectuado 745 diligencias.

Ocurre que toda esta actividad contra delitos medioambientales en la provincia los realizan sólo siete patrullas y un servicio de investigación con sede en Córdoba. Fuentes de la Guardia Civil señalaron que son muy pocos efectivos para un ámbito de actuación tan grande como el territorio cordobés. En el Norte, en zonas como Los Pedroches y el Valle del Guadiato, que acogen algunas de las zonas de caza mayor más importantes del país, sólo hay dos patrullas, una en Peñarroya-Pueblo nuevo y otra en Villanueva de Córdoba, ésta dependiente del capitán de Pozoblanco.

Esta situación hace que el trabajo de los servicios se multiplique y que se haga complicado desarrollar la tarea de prevención que tienen encomendada estos agentes. Sin embargo, y pese a las carencias de personal, fuentes del servicio aseguran que los resultados son "muy positivos". En cuanto al servicio de investigación con base en la capital, aparte de los servicios de patrulla, desarrollan actuaciones relacionadas con escuchas telefónicas, análisis de aguas y controles del entorno natural con técnicas muy avanzadas.

El Seprona nació en 1988 como tal servicio. Sin embargo tiene antecedentes en la Guardia Civil, ya que es heredero de las antiguas patrullas todoterreno. En un principio se le asoció con la caza, pero su abanico de trabajo actual tiene competencias, aparte de las ya citadas, en materia de aguas continentales, animales domésticos, emisiones a la atmósfera, comercio de especies amenazadas, ordenación del territorio, ordenación de la superficie forestal, incendios, sanidad y calidad alimentaria, vías pecuarias, acampadas y patrimonio histórico.

1988

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios