Satse reclama más recursos para atender a la población inmigrante

  • El sindicato profesional considera necesario que los hospitales tengan 300 camas más

El Sindicato Profesional de Enfermería (Satse) reclamó ayer el incremento de recursos humanos y materiales en los centros sanitarios para dar una cobertura sanitaria de "calidad" a la población inmigrante.

Satse indicó que en los últimos tres años la atención sanitaria a este colectivo se ha incrementado hasta un 70% en la provincia, una situación que ha generado la atención a alrededor de 13.000 extranjeros en los centros de salud y a cerca de 9.000 en los hospitales. Desde el sindicato indicaron también que ante estas cifras "no podemos seguir ofreciendo atención sanitaria de calidad", puesto que cuentan "con los mismos recursos humanos y materiales de hace más de diez años". "La población ha crecido anualmente de manera sustancial y, además, en sólo tres años cerca de 22.000 inmigrantes han necesitado los servicios sanitarios", subrayaron.

La organización sindical consideró "urgente" la necesidad de incrementar en al menos 300 camas la dotación en los hospitales de la provincia y también incrementar la plantilla de Enfermería en unas 400 nuevas plazas. Con este aumento, continuaron desde Satse, Córdoba se situaría en igualdad con el resto de provincias de Andalucía y ofrecería, además, "sin riesgos ni pérdida de calidad, asistencia a todas las personas que requieran atención en todos nuestros centros sanitarios".

Recordaron también que la provincia cordobesa es la última de la comunidad andaluza en el número de camas por hospital, ya que sólo cuenta con 2,2 por cada 1.000 habitantes, mientras que por ejemplo en las provincias de Granada, Almería o Jaén disponen de una media de casi cuatro camas por cada millar de habitantes.

La situación, según Satse, se repite también en los recursos humanos, puesto que en Córdoba hay 0,88 enfermeros por cama, mientras que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera la dotación de, al menos, 1,2 enfermeros.

Por todo ello, el sindicato de enfermeros, cuyo responsable en Córdoba es Manuel Cascos, advirtió de que si la administración sanitaria no corrige este "déficit de recursos, estará generando una quiebra de la calidad asistencial y una fractura en la motivación y capacidad profesional" e insistió en que la atención a la población inmigrante atendida en los centros sanitarios "requiere que se actualicen y mejoren los recursos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios