El Satse critica la falta de profesionales en el plan contra el calor

El Plan contra el Calor puesto en marcha por la Consejería de Salud durante los meses de verano no cuenta con suficientes medios para que se desarrolle con éxito. Así lo denunció, al menos, el Sindicato de Enfermería (Satse) al criticar que sólo existe una dotación de 35 enfermeros -el personal responsable de dicho plan- para atender a los más de 250.000 cordobeses vulnerables a sufrir los efectos de las altas temperaturas.

Del conjunto de la población más sensible al incremento del mercurio, más de 120.000 son menores de 14 años, 39.000 de los cuales no superan los 4 años de edad. En el amplio grupo de riesgo se incluyen, además, 135.000 mayores de 65 años.

A juicio del Satse, para desarrollar con "todas las garantías" el Plan contra el Calor es necesario ampliar la plantilla, "pues no basta con enviar mensajes a móviles, ya que las personas más sensibles al calor son personas mayores". El Sindicato de Enfermería apuntó que, al menos, es necesario aumentar en un centenar de profesionales más el dispositivo encargado para desarrollar dicho plan, de los que diez serían para la zona Norte, 25 para la Sur y 65 para Córdoba capital y los municipios limítrofes.

Esta atención especial consiste fundamentalmente en realizar un seguimiento personalizado a todas aquellas personas más propensas a padecer los síntomas del exceso del mercurio. También contempla información a través de internet y del teléfono de Salud Responde. Con este incremento, asegura el sindicato, se podría mejorar en la prevención, orientación y evaluación de los afectados, así como actual ante un golpe de calor.

En cuanto a las urgencias hospitalarias, el Satse apuntó que es necesario reforzarlas con personal de enfermería, "pues está demostrado que la actividad aumenta un 13%".

Lo cierto es que los efectos de las altas temperaturas ya se están notando mucho en Córdoba, aunque la ola de calor que ha acompañado a la ciudad durante los últimos días comienza a remitir. Así lo indica al menos el descenso de las temperaturas máximas en la capital, que bajaron entre dos y tres grados del lunes al martes según informó la Agencia Estatal de Meteorología (AEM). Esta caída del mercurio en las horas de mayor calor del día se hace también extensible a las temperaturas nocturnas, que se situarán por debajo de los 20 grados por primera vez en los últimos días, lo que permitirá hacer más llevaderas las horas de descanso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios