Salud sólo contrata a 9 médicos de los 68 necesarios en verano

  • El presidente del Simec advierte de que el bajo índice de sustituciones para la época estival empeora cada año y asegura que ya "tiene tintes dramáticos"

14

La historia se repite un año más sin visos de solución. El Servicio Andaluz de Salud sólo ha contratado en Córdoba a nueve médicos para las sustituciones de verano, una cifra ínfima si se toman como referencia las necesidades reales de la red asistencial durante julio, agosto y septiembre.

La oferta de vacantes y de vacaciones planteada por los directores de los diferentes centros para cubrir los puestos que previsiblemente se quedarán libres durante la época estival prácticamente no ha sido aceptada en la mesa de contratación, y sólo se han contratado a nueve médicos de los 68 que pedían los responsables de los centros, según datos facilitados a El Día por el Sindicato Médico (Simec) y que la Delegación prefirió no valorar hasta la presentación de su Plan Vacacional.

De las siete propuestas de sustituciones de médicos de urgencias del Distrito Córdoba -que corresponde a los centros de la avenida de América y del Sector Sur- no se ha aceptado ninguna, del mismo modo que tampoco se han cubierto las cuatro vacantes disponibles de médicos de apoyo ofrecidas por el Distrito Guadalquivir ni otra de médico de familia en Pozoblanco. Los datos referentes a Pediatría no son mucho más halagüeños, y Salud sólo ha formalizado un contrato de las 14 ofertas puestas sobre la mesa.

En Atención Primaria los índices de contratación también están por los suelos, pues sólo se han fichado a siete facultativos para cubrir los 42 puestos que se quedarán libres este verano cuando los trabajadores se vayan de vacaciones.

La lectura del Simec sobre esta realidad es clara: "La gente prefiere irse a otros lugares con mejores condiciones de trabajo", reconocía el presidente de este colectivo profesional, José Luis Navas, que representa a cerca del 90% de la profesión. Esta denuncia trae consigo, por un lado, un incremento de la presión asistencial y, por otro, un importante ahorro de la Administración. Navas aclaró además que los contratos basura del SAS "no son nada tentadores", y animó a la Junta a competir con otras comunidades limítrofes como Extremadura, Castilla la Manda o Murcia, "donde existen mejores condiciones laborales", así como a que potencie realmente la carrera profesional". Navas reconoció que esta situación "va cada vez a peor, y está tomando tintes dramáticos".

Otra diferencia importante que motiva a muchos facultativos a dejar su tierra es el precio de las horas de guardia, pues mientras aquí no llegan a 20 euros, en Murcia, por ejemplo, se acercan a los 28. El responsable del Simec en la provincia instó a la Junta de Andalucía a que no sólo evite la fuga de profesionales, sino a que también retenga a los propietarios de plaza que se están marchando a la privada o a otras administraciones públicas con ofertas "más interesantes".

Los dos grandes perjudicados del bajo índice de contrataciones son los profesionales -que se tienen que hacer cargo de los cupos de sus compañeros que están de descanso- y los propios usuarios, que sufren la presión asistencial que vive especialmente en julio, agosto y septiembre.

El colectivo de enfermería también sufre el bajo índice de sustituciones, aunque el sindicato profesional Satse ha arrancado al Hospital Reina Sofía la contratación de 15 nuevos compañeros para cubrir las bajas por enfermedad, reducciones de jornada o licencias profesionales, entre otros supuestos. Esto ha sido posible gracias al proceso de negociación establecido establecido con la Dirección-Gerencia del centro durante las últimas semanas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios