Salmorejo cordobés

Primero escaldamos los tomates con dos pequeñas rajas en la parte inferior para poder pelarlos con facilidad. Enfriamos rápidamente en agua-hielo y pelamos.

Por otro lado pelamos los dientes de ajo y le quitamos el germen interior para que no se nos repita. En un vaso mezclador añadimos los tomates y los dientes de ajo. Trituramos bien durante 8 o 10 minutos y añadimos el pan cortado en trozos pequeños. Dejamos el pan dentro del tomate unos 5 minutos para que se hidrate un poco y se mezcle posteriormente mejor. Pasado este tiempo trituramos bien durante 8 minutos, rectificamos de sal y vamos añadiendo poco a poco en un fino chorreón, el aceite de oliva virgen extra, mientras la túrmix sigue haciendo su trabajo durante 5 minutos más o menos. Lo de triturarlo tanto tiempo es para que se quede una crema perfecta sin grumos. A la hora de emplatar lo normal es con trocitos de huevo cocido, jamón y un chorreón de aceite de oliva virgen extra. Yo os propongo que para variar también lo probéis con diferentes acompañamientos tipo lomo de bonito del norte en aceite, boquerones en vinagre, unas láminas de tomate raf por encima…

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios