Sadeco congelará sus tasas en 2018 tras la recuperación financiera de la empresa

  • El recibo por la recogida de basura había subido en los últimos años un 2% cada ejercicio

Operarios de Sadeco en unos contenedores. Operarios de Sadeco en unos contenedores.

Operarios de Sadeco en unos contenedores. / r. a. b.

El recibo por la recogida de la basura de Sadeco no subirá el año que viene después de varios ejercicios de incrementos derivados, entre otros motivos, de la situación financiera de la empresa. Fuentes de la empresa municipal aseguraron ayer que la tasa permanecerá congelada en 2018 debido a la "buena situación económica" del organismo de manera que, como establecía el propio plan de la compañía, se puede mantener esta tasa. En los últimos dos años, la recogida de basura se ha incrementado en un 2%, lo que ha elevado el recibo en torno a dos euros cada ejercicio. Tanto el Consejo Social como el Consejo del Movimiento Ciudadano se habían opuesto a esta subida de la factura.

La congelación para 2018 es otra de las decisiones que ha tomado el área de Hacienda, que está conociendo la situación real de todas las áreas y organismos municipales con el fin de dar formar a las ordenanzas del año que viene. En estos trabajos ya se ha determinado además que el IBI también permanecerá congelado el año que viene debido, sobre todo, a que la Dirección General del Catastro ha comunicado que no va a actualizar los valores.

El cálculo del IBI depende de dos factores, los coeficientes que marca el Catastro y los tipos impositivos que dependen del Ayuntamiento; la subida o bajada de una u otro tiene repercusión en el recibo. En los últimos años el Consistorio ha tenido que compensar la subida de los valores catastrales a través de los tipos y especialmente polémico fue el proceso el año pasado.

La Delegación de Hacienda ya ha puesto en marcha todo el proceso para definir las ordenanzas fiscales del año que viene. De hecho, el área emitió a todos los servicios municipales un escrito el pasado 11 de abril para que realizaran las propuestas de modificación que consideraran oportunas en relación con las ordenanzas fiscales de 2018, estableciendo como plazo "límite" para su remisión el 15 de mayo de 2017, según informaron fuentes municipales. La idea de la Delegación de Hacienda es la de conseguir la aprobación del anteproyecto de ordenanzas fiscales 2018 con anterioridad al 1 de julio de 2017 y, si fuera posible, incluso a mediados de junio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios