El SAS registra 110 agresiones a sus trabajadores durante 2009

  • Las estadísticas reflejan un incremento del 61,7% de actos violentos, físicos o verbales en tan sólo un año · Un total de 41 agresiones fueron físicas · La mayoría de agresores proceden de clases marginadas

Comentarios 1

Ciento diez agresiones a sus trabajadores. Éste es el total registrado en Córdoba por el Servicio Andaluz de Salud (SAS) desde enero a noviembre del año pasado. De esta cifra, 41 fueron agresiones físicas (37,3%), y el resto insultos y amenazas verbales, según el balance facilitado por la Administración sanitaria -que incluye a todos sus profesionales, tanto sanitarios como no sanitarios-. Esta cifra supone un incremento del 61,76% respecto a 2008, ya que en ese año se registraron un total de 67 agresiones, de las que 12 fueron físicas.

Estos resultados hacen que la provincia cordobesa se posicione en el tercer lugar de este triste ranking después de Sevilla , en la que se registraron 254 casos (53 agresiones físicas), y Málaga, con 120 agresiones, de las que 22 fueron ataques físicos. En toda la comunidad autónoma, el total de incidentes violentos ascendió a 712, de los cuales 183 fueron físicos.

Este aumento de agresiones, según el secretario del Sindicato Médico de Córdoba (Simec), José Luis Navas, demuestra el riesgo que sufre cualquier profesional en su trabajo diario. La base de este incremento paulatino de violencia física y verbal en las consultas radica, según apunta Navas, en las expectativas que algunos políticos o representantes del SAS lanzan a la población y que luego no se pueden cumplir por la falta de medios o de recursos humanos. "Algunas de las expectativas que se presentan desde las clases políticas son totalmente exageradas, lo que provoca que muchas personas demanden lo que se le ha prometido, y al no poder cubrir sus demandas responden de una forma violenta". No obstante, el secretario general del Simec asegura que mayoritariamente los usuarios del SAS aceptan de una forma civilizada las decisiones por parte de los profesionales.

En cuanto al perfil de los agresores, Navas incide en que suelen provenir de sectores sociales marginales y que emplean la violencia en cualquier ámbito para conseguir sus objetivos. La mayoría de las agresiones se producen en los servicios de Urgencias y en los centros de atención primaria, "ya que es aquí donde los pacientes y familiares tienen un trato más directo con el médico". Según Navas, para reducir este tipo de incidentes el SAS ofrece la posibilidad a los pacientes de mostrar su descontento a través de otro tipo de vías legales.

Además, la Consejería de Salud puso en marcha en abril de 2005 el Plan de Prevención y Atención de Agresiones para profesionales del SAS. La delegada provincial de Salud, María Isabel Baena, incide en que el objetivo de esta iniciativa es dotar a los facultativos de las medidas de seguridad y la formación necesarias para minimizar las posibles agresiones que puedan sufrir en sus centros de trabajo. Para ello, los profesionales sanitarios participan en cursos de formación en manejo de situaciones conflictivas o adaptaciones de locales y análisis de las incidencias que se producen, entre otros.

Asimismo, el SAS ofrece asistencia jurídica a aquellos facultativos que lo demandan.  A lo largo de 2009, se obtuvieron en Andalucía 58 sentencias condenatorias. De esta cifra, en 18 pleitos la tipificación fue de delito de atentado, ya que los jueces tuvieron en cuenta el carácter de funcionarios de los trabajadores.

En Córdoba, durante el pasado año, los servicios jurídicos llevaron a cabo nueve asistencias letradas a profesionales víctimas de una agresión. En toda Andalucía, la cifra alcanzó 208 asistencias.

más noticias de CÓRDOBA Ir a la sección Córdoba »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios