El SAS cierra 159 camas de hospital en tres años pese al aumento poblacional

  • Córdoba tiene 2,7 camas por cada 1.000 habitantes, cifra alejada de la media nacional, 4,2

Comentarios 3

El Servicio Andaluz de Salud (SAS) ha disminuido en 159 el número de camas hospitalarias disponibles en la provincia de Córdoba. Según los últimos datos oficiales ofrecidos hace unos días por la Junta, que se refieren a 2010, Córdoba cuenta con 1.481 camas frente a los 1.648 que estaban disponibles en 2007 en los hospitales públicos. Esto supone una pérdida del 10,7% de puestos asistenciales en la provincia, a pesar del continuado aumento de la población cordobesa, que pasó de 792.182 habitantes en 2007 a 805.108 en 2010, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Por hospitales es el Reina Sofía el que más acusa el cierre de camas, ya que ha perdido un 13,3% de puestos disponibles en tres años. En 2007 este hospital contaba con 1.235 camas en uso, cifra que en 2010 descendió hasta 1.071, a pesar de que el total de camas instaladas en el complejo, según datos del Ministerio de Sanidad y Consumo, es de 1.319.

Desde el Sindicato Profesional de Enfermería (Satse) calculan que en la actualidad son 130 las camas no disponibles en el complejo hospitalario de Reina Sofía. Estas camas, según Satse, se han ido perdiendo mediante cierres sucesivos de distintas alas de algunas de las plantas del Hospital Provincial. Algunas permanecerían cerradas durante todo el año y otras se reabrirían según la época y el flujo de pacientes. Asimismo, y según apunta el representante del sindicato de enfermeros, Manuel Cascos, existen 50 camas cerradas permanentemente en el Hospital Los Morales. Por ello, Cascos estima que la cifra de camas inutilizadas, teniendo en cuenta los seis hospitales públicos de la provincia, puede oscilar entre las 150 y 170, número que coincide con los datos suministrados por la Consejería de Salud, en los que se evidencia la pérdida de 159 camas en la provincia de Córdoba desde 2007.

En la lista de provincias andaluzas con mayor número de camas, Córdoba se sitúa en la quinta posición. Los hospitales públicos cordobeses obtuvieron en 2010 un ratio de 2,55 de camas por cada 1.000 habitantes, cifra que muestra un descenso respecto a 2007, año en el que el ratio era de 2,71 tal y como se contempla en los datos del Catálogo Nacional de Hospitales. Además, en la provincia el ratio de camas por cada 1.000 habitantes es muy inferior al ratio nacional, cifrado en el año 2010 en 4,2. En cualquier caso, ambas cifras de ratio, la de 2007 y la de 2010, están muy lejos de la recomendada por la Organización Mundial de la Salud, que aconseja un ratio de entre 8 y 10.

Desde el Sindicato Médico de Córdoba (Simec) apuntan que la cantidad de camas disponibles disminuye considerablemente en los periodos vacacionales, llegando a su tope este último verano con la cifra de 399 camas cerradas. La mayoría, 342, se cerraron en el Hospital Reina Sofía, 32 en el Hospital Infanta Margarita de Cabra y 25 en el de Los Pedroches, en Pozoblanco.

El Simec apunta que esta situación es fruto del abuso por parte del SAS de las contrataciones a jornada reducida, así como de la no cobertura de las bajas por enfermedad y jubilaciones. En palabras de la representante sindical, Pilar Bartolomé, esto "da lugar a una plantilla de médicos bajo mínimos a la que le resulta imposible llegar a todo", recurriendo en ocasiones al "tan manido 'vuelva usted mañana", ya que, según indica, se estarían produciendo derivaciones al domicilio y altas precoces, así como situaciones de no ingreso debido a la presión que produce la falta del personal médico necesario en los hospitales de la provincia. Según apunta la representante de los médicos, se han llegado a dar casos en que "algunos pacientes han pasado más de 12 horas en observación a la espera de camas".

Esta situación está afectando también a las urgencias, que, según indica Simec, ahora se saturan con mayor facilidad. "Ha habido personas que han tenido que esperar más de seis horas para recibir el resultado de una analítica o unas placas", destaca la representante sindical, que señala también posibles repercusiones en las listas de espera, donde dice que ya se están dilatando los tiempos debido al cierre de camas. Todo esto, según Bartolomé, es consecuencia de tener "una plantilla no adecuada a las necesidades reales producto de la nueva política de contratación del SAS".

más noticias de CÓRDOBA Ir a la sección Córdoba »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios