Ruiz defiende el valor de la libertad en el acto por el día de la Constitución

  • El subdelegado del Gobierno entrega las tradicionales banderas españolas a instituciones y colectivos y resalta el papel de la Monarquía como fuerza "integradora" que pervive "por encima de las discrepancias"

La muerte de un guardia civil en Francia a manos de los pistoleros de ETA marcó ayer el acto oficial organizado en la Subdelegación con motivo del Día de la Constitución, que se celebra mañana. El subdelegado del Gobierno, Jesús María Ruiz, apeló a la "verdadera unidad de todos los demócratas" como "la mejor arma para combatir y derrotar" el terrorismo, y envió un mensaje claro y rotundo a los asesinos: "Defenderemos con toda determinación nuestra libertad frente a la muerte, el totalitarismo, la amenaza, la extorsión y la coacción".

El representante en Córdoba del Ejecutivo de Rodríguez Zapatero mostró su "solidaridad" con las familias de las dos últimas víctimas de los terroristas: el fallecido Raúl Centeno y Fernando Trapero, que ahora se debate entre la vida y la muerte. El subdelegado recordó que mañana, cuando se conmemora el 29 aniversario de la aprobación de la Carta Magna española, es el momento "de apreciar el valor del consenso y de hacer un llamamiento para que la concordia siga anteponiéndose a cualquier otro interés". En su discurso, Ruiz rindió un homenaje a la Monarquía, que definió como "la primera de nuestras instituciones", y de la que subrayó que "siempre ha estado al frente de la defensa" de los valores democráticos. Ante las voces que alertan de una posible desmembración del Estado a causa de los nacionalismos, Ruiz argumentó que "la Monarquía sigue siendo una institución integradora que permanece por encima de cualquier discrepancia y ha sabido, siempre, conjugar las diferencias entre los españoles".

Al acto celebrado en la Subdelegación del Gobierno acudieron, entre otras autoridades, el delegado de Gobierno de la Junta de Andalucía, Antonio Márquez; el presidente de la Audiencia Provincial, Eduardo Baena; el comisario jefe, José Antonio de la Rosa, y el teniente coronel de la Guardia Civil José Ignacio Criado. La cita se abrió con la entrega de la bandera española a una veintena de administraciones y colectivos, como los ayuntamientos de Pedroche, Nueva Carteya, Espejo y Villafranca.

La Asociación de Veteranos Paracaidistas, la Peña Cordobesista Parque Azahara, la Peña Recreativa Los Cachorros y los colegios Salesianos y Santa Victoria, de Córdoba capital, también recibieron la bandera española. El portavoz de la Fundación Benéfica San Rafael, Antonio Rodríguez Carretero, manifestó en nombre de los condecorados que, "más que nunca, la bandera representa a todos en la heterogeneidad". El acto, que se cerró con el Himno de España, prescindió de la copa de vino posterior y de un concierto programado debido al último atentado de ETA.

El subdelegado hizo un repaso de las novedades impulsadas por el Ejecutivo central en los últimos años, como la Ley de Igualdad Efectiva de Mujeres y Hombres -que "transformará radicalmente y para siempre la sociedad", dijo-, o la Ley contra la Violencia de Género. También se refirió al nuevo estatuto de los autónomos, al estatuto marco de la función pública o la recién aprobada Ley de la Memoria Histórica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios