La Ronda Norte puede costar el doble según el método de la construcción

  • La Junta adjudica la redacción del anteproyecto, cifrado en una horquilla entre 43 y 85 millones de euros, en función de la longitud que tenga el trazado en túnel

La Consejería de Obras Públicas dio ayer el pistoletazo oficial de salida al recorrido de la Ronda Norte con la adjudicación del anteproyecto de una de las actuaciones más demandadas en la ciudad, ya que supondría completar el anillo de circunvalación de Córdoba por la zona más cercana a la Sierra. La empresa IDOM Servicios Integrales se hará cargo de redactar las líneas maestras de la carretera que cortará el distrito Norte de Poniente a Levante, vinculando dos vías de alta capacidad: la Ronda Oeste, realizada por la Junta, y la Variante Este, que ejecutó el Gobierno central. El encargo a esta empresa no es fácil de desarrollar puesto que, dependiendo de la forma de construcción y de las características de la zona soterrada de la carretera, el presupuesto puede llegar a duplicar la cantidad mínima prevista.

Las cifras inicialmente planificadas por Obras Públicas aseguran que el coste del tramo, de muy pocos kilómetros en línea recta, puede costar entre 43 y 85 millones de euros. Será clave para el desarrollo del proyecto el tipo de maquinaria a utilizar para la obra y la anchura prevista para los túneles. Así, el uso de tuneladoras es más caro que la utilización del sistema de muros pantalla, pero el primero de los métodos es mucho menos agresivo para el entorno puesto que evita la realización de grandes zanjas.

Hay que tener en cuenta que la Ronda Norte tendrá una fuerte afección por un trazado que, prácticamente, no tiene alternativas. La obra tiene previsto recorrer el trazado existente entre la actual glorieta de Santa Beatriz hasta la calle Escultor Ramón Barba en Fuente de la Salud, donde conectará con el tramo de Ronda Norte de promoción privada que se encuentra actualmente paralizado por los efectos de la crisis del mercado de la construcción. Entre ambos puntos, la carretera -que irá mayoritariamente bajo tierra- recorrerá el actual trazado de la avenida de la Arruzafilla, empezará a bajar en el entorno de la calle Teruel, cruzará El Brillante y pasará bajo el camping municipal. En el colegio público Pablo García Baena se alineará con el canal del Guadalmellato hasta rebasar Escultor Ramón Barba y el parque de la Asomadilla, que tendrá que ser levantado para establecer el trazado del túnel.

Buena parte de este recorrido se debe a una decisión de índole social. Todos los informes técnicos dicen que el trazado más sencillo es levantar Escultor Fernández Márquez, construir el túnel para establecer alguno de los sentidos de la marcha y volverlo a tapar para hacerlo compatible con algo de tráfico en la superficie. Esa opción es radicalmente rechazada por los vecinos de la zona que ven los jardines cercanos a sus viviendas como una conquista. Esta polémica dio al traste con el primer intento por construir la Ronda Norte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios