Los Reyes recuperan la tradición

  • El futbolín y las muñecas se imponen en un mercado en el que también triunfan los personajes de TV

Por mucho que se empeñe la televisión en bombardear con infinitos anuncios para publicitar mil y un nuevos juguetes, los Reyes Magos tienen claro que mucha veces lo que hace más feliz a los niños son los de toda la vida. Un balón de fútbol para ellos y una muñeca para ellas, aunque parezca tópico, siguen siendo los regalos estrella para estas fiestas y con los que se siempre se acierta. A partir de ahí, hay muchas variedades y, evidentemente, con el paso de los años surgen nuevos personajes que hacen las delicias de los más pequeños.

En el caso de las niñas, por ejemplo, la muñeca que arrasa se llama Miyo. Su peculiaridad es que la chica puede elegir el color de pelo, ojos y peinado del juguete, incluso su ropa, de la que también hay tallas para niñas "de manera que pueden ir vestidas igual", asegura Rodrigo Carmona, del departamento de Juguetería de El Corte Inglés. La muñeca llega así personalizada a la propia casa por sólo unos 30 euros. El mundo Disney y Barbie también acapara la atención de ellas. Por cierto, que la casita de Mickey -que triunfó el año pasado- vuelve a ser el quebradero de cabeza para los Reyes Magos este año, pues por ahora está agotada en la mayoría de los establecimientos y hay incluso listas de espera.

Para los niños también está la tradicional bicicleta o el futbolín. "Aunque a nosotros nos parezcan antiguos, para ellos es totalmente nuevo y disfrutan mucho", asegura Carmona. Pero también les atrae todo lo relacionado con los dinosaurios y las películas como Spiderman o Stars War. Los juegos interactivos y los videojuegos también entran en los sacos de los Reyes, ya que son muy demandados por los más pequeños. La televisión también marca los gustos de los niños. Los muñecos de la serie Ben 10 están agotados en algunas jugueterías y los Gormiti, que están causando auténico furor.

En cuanto al presupuesto, las familias gastan en torno a los 150 euros. Los establecimientos consultados aseguran que, a pesar de la crisis, en este tema se suele hacer un esfuerzo para mantener la ilusión de los niños. De hecho, las jugueterías están este mes a pleno rendimiento, una afluencia de público que se agudiza los fines de semana, como se puedo comprobar el pasado domingo, cuando la mayoría de los centros comerciales abrieron sus puertas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios