Retiran del mercado una colección de minerales como material educativo

  • El distrito sanitario Córdoba remite una carta a los centros escolares en la que advierte de que la colección incluye piezas que contienen variedades de amianto

La Red Nacional de Inspección Vigilancia y Control de Productos Químicos ha retirado del mercado una colección de minerales por su contenido de amianto y cuyo uso iba destinado a los centros educativos. Ante esta situación, el distrito sanitario Córdoba ha remitido una carta a todos los centros advirtiendo de su peligro. No obstante, se trata de una advertencia a nivel nacional, puesto que el amianto es ilegal en la Unión Europea, según fuentes de la Delegación de Salud.

El material aparece sin etiqueta y con sólo esta información: PRV. Colección Escolar para Ciencias Naturales, por lo que su adquisición resulta muy fácil. La empresa encargada de la comercialización de este material es Arideas y Minerales, ubicada en un polígono industrial de la ciudad de Badalona (Barcelona).

Según ha podido saber este periódico, ningún centro ha comprado esta colección de minerales en Córdoba hasta la fecha. Entre los minerales que forman parte de este producto, que iba a ser usado en clase por los alumnos, se encuentran el crisolito, la actinolita y la crocidolita, todos "pertenecientes a conjunto de silicatos fibrosos conocidos genéricamente como amianto", recoge el escrito. El documento añade que el amianto es "un material cancerígeno cuya comercialización se reguló por el Real Decreto 1406/1989 sobre limitaciones a la comercialización y al uso de ciertas sustancias y preparados peligrosos". Sin embargo, dos años más tarde se aprobó una nueva orden por la que se modificó el Real Decreto. Ésta orden prohibe desde entonces "la utilización, la producción y comercialización de las siguientes variedades de amianto: crocidolita, amosita y amianto antofilita, entre otras".

La carta, suscrita por el director gerente del Distrito Sanitario Córdoba, Luciano Barrios, subraya la "potencial peligrosidad de estos productos" y alerta de "la ausencia de información para los consumidores". Por todo ello, insta a seguir una serie de medidas de carácter restrictivo, tales como la "prohibición de la adquisición del producto para su comercialización", en el caso de los establecimientos que aún no lo tienen. Otra de las medidas que señala es la retirada del producto de la venta al público en el caso de aquellas superficies comerciales que ya lo tenga, a las que también insta a que "custodien" la colección de minerales "bajo su responsabilidad".

No obstante, en el caso de que cualquier persona o centro educativo ya se haya hecho con este conjunto de minerales para sus clases de Ciencias, tiene que informar a la autoridad sanitaria de las unidades de manera inminente y también de los datos del proveedor para su control y posterior retirada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios