Restauran unas obras de Cerrillo en el centenario de su nacimiento

  • El paso de la Virgen de la Amargura recupera unos enseres que se vieron dañados por un incendio hace dos décadas y han sido restaurados por Juan Manuel Ayala

El paso de palio de la Virgen de la Amargura recuperará en la estación de penitencia del próximo Domingo de Ramos una parte de su antigua estética. La Hermandad del Rescatado ha restaurado cuatro pinturas al óleo que realizara hace cuatro décadas Juan Martínez Cerrillo, de quien se cumple ahora el centenario de su nacimiento. Estas piezas formaban parte del singular proyecto que diseño este artista hace algo más de cuatro décadas y que convirtió en este paso en una pieza realizada en su práctica totalidad en cordobán. La hermandad cambió esta pieza con el paso del tiempo y en primer lugar recuperó un medallón de gran tamaño que representa a la Santísima Trinidad, también obra de Martínez Cerrillo. Las otras, correspondientes a los cuatro evangelistas, se guardaron para ser usadas de forma esporádica en los altares de cultos. Pero la hermandad del Rescatado los prestó a otra cofradía cordobesa y se vieron afectados por un incendio fortuito; en concreto, los correspondientes a San Mateo y San Juan. El pintor Juan Manuel Ayala ha sido el encargado de restaurarlos y devolverles el aspecto con que salieron del taller de la plaza de San Rafael.

Estos medallones regresan, por tanto, al cabo de veinte años al paso de palio de la Virgen de la Amargura, pero no presentarán el mismo aspecto que tuvieron en un principio. En esta ocasión, cada uno de las pinturas de los evangelistas estará enmarcada por unas piezas de orfebrería que han sido diseñadas y ejecutadas por el artista cordobés José María Navarro que ocupan buena parte de las esquinas del palio.

Aunque Juan Martínez Cerrillo adquirió fama por las imágenes religiosas que talló para diversos puntos de la geografía andaluza, fue un artista que dominó otras disciplinas, como el repujado de cuero, la pintura y el dibujo. También fue el creador de los más diversos enseres y bordados para varias cofradías, algo de lo que queda buena muestra en el patrimonio artística de la hermandad de Nuestra Señora de la Esperanza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios