El Reina Sofía implanta con éxito en 12 pacientes la semilla radioactiva

  • La novedosa técnica está indicada para los pacientes con cáncer de próstata

Comentarios 3

La revolucionaria técnica de la semilla radioactiva incorporada por el Hospital Reina Sofía hace escasos meses beneficia ya a 12 enfermos de cáncer de próstata, según informó a El Día la jefa del Servicio de Oncología Radioterápica, Amalia Palacios, quien precisó que los resultados de esta novedosa tecnología están al mismo nivel que la cirugía, "pero con apenas complicaciones".

El procedimiento consiste en la implantación de pequeñas partículas radioactivas en la próstata del pacientes para destruir las células malignas sin necesidad de pasar por el quirófano. El complejo sanitario cordobés trata dos o tres pacientes al mes con esta técnica, y en la actualidad no hay lista de espera.

Las ventajas de la semilla radiactiva son múltiples. En primer lugar, evita la operación y, por lo tanto, todos los riesgos que están asociados a la cirugía convencional. De este modo, el paciente se puede incorporar a su vida laboral y social al día siguiente de recibir este particular implante. Tampoco requiere anestesia general, de modo que se trata de un procedimiento menos molesto para el enfermo. Esta técnica, por tanto, reduce el ingreso postoperatorio del paciente, que se puede incorporar a su rutina al poco tiempo. En este sentido, se trata de uno de los procedimientos más precisos y menos invasivos que existen en el abordaje de esta patología.

Aunque la palabra radioactividad suele plantear temores, sus aplicaciones en este campo de la Medicina son infinitas. La doctora Amalia Palacios explicó que estas semillas emiten una radiación continua de baja energía a lo largo de los dos primeros meses disminuyendo de intensidad a medida que avanza el tiempo. "A pesar de que la semilla mantiene su radioactividad durante 60 días, la energía y la actividad de estas sustancias no constituyen un riesgo a la hora de relacionarse con los demás", precisó la especialista en su afán de desdramatizar este procedimiento novedoso que se aplica de forma pionera en el Reina Sofía con la tecnología llamada dosimetría a tiempo real.

A pesar de que hasta la fecha sólo 12 pacientes han podido acceder a este tratamiento -que se puso en marcha en el segundo semestre de 2007-, la intención es ir generalizándolo progresivamente. "En EEUU, el 30% de los pacientes se someten a esta técnica, pero en España no están tan extendida", dijo. La responsable del Servicio de Oncología Radioterápica apuntó que a nivel mundial está dando los mismos resultados que la cirugía, aunque en el caso de Córdoba hay que aguardar al menos un año para estudiar los resultados, "aunque previsiblemente serán similares a los cosechados en otros centros".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios