El Reina Sofía implanta una guía para homogeneizar la atención de los diabéticos

  • El nuevo protocolo contiene información detallada para adaptar la administración de insulina a la situación indivisual

Los profesionales del servicio de Endocrinología del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba han elaborado un nuevo protocolo para que todos los pacientes diabéticos que se encuentran hospitalizados, independientemente del servicio o unidad a la que se encuentren adscritos, reciban una atención homogénea ajustada a sus necesidades.

Los facultativos y el personal de enfermería de los distintos servicios hospitalarios ya aplican el documento, que permite ofrecer una asistencia sanitaria protocolizada y adaptada a la patología que motiva el ingreso de las personas con hiperglucemia.

Entre las especialidades en las que con más frecuencia ingresan los enfermos diabéticos figuran Cardiología, Neurología, Cirugía Cardiovascular, Nefrología, Endocrinología y Medicina Interna, fundamentalmente. Cuando las personas con diabetes hospitalizadas se encuentran a cargo de estos servicios, médicos y personal de enfermería siguen las indicaciones recogidas en el protocolo para ajustar los fármacos y las dosis de insulina de forma individual. Para conseguir los niveles de glucosa deseados, el protocolo aconseja que la insulina se aplique siguiendo el régimen llamado basal-bolus, que consiste en administrar insulina de acción rápida antes de cada comida y otra dosis que se pincha una o dos veces al día para mantener estable al paciente las 24 horas.

La guía clínica incluye de forma pormenorizada cómo trata al paciente según la enfermedad que padece, sus hábitos de alimentación y la medicación que habitualmente toma, para enseñarles a convivir con su enfermedad. Además, las enfermeras del área de hospitalización imparten educación diabetológica para enseñarles a controlar la hiper e hipoglucemia, a administrarse la insulina o antidiabéticos orales, mantener una dieta adecuada y también les indican los ejercicios que han de desarrollar para tratar de controlar su enfermedad.

Esta herramienta es de gran utilidad para el manejo de los enfermos ya que, en el caso del Reina Sofía, alrededor del 38 % de los pacientes hospitalizados presenta diabetes o hiperglucemia, y de éstos, en torno al 12 % desconoce que tiene esta patología antes de su ingreso.

La incidencia de diabetes tipo 1 es de seis casos por 100.000 personas y año. La de tipo 2 asciende a entre 60 y 150 diagnósticos por 100.000 personas y año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios