Rajoy supedita el progreso a la reforma fiscal y educativa

  • El líder del PP cree que cambiar la enseñanza es una "urgencia social" y apuesta por que los que ganen menos de 16.000 euros al año no paguen impuestos

El presidente del Partido Popular (PP) y también candidato a la presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, supeditó ayer el progreso de España al desarrollo de grandes reformas en la economía y la educación. Para el líder popular, los cambios en la enseñanza tienen que entenderse como una "urgencia social", sobre todo tras conocer los resultados del informe PISA, un prestigioso estudio que sitúa a los estudiantes andaluces como los peores del país y a los españoles por debajo de la media europea. Asimismo, el presidente de esta formación consideró imprescindible dar un impulso a la economía nacional, un cambio que cree "más que necesario" para la mejora del bienestar social. Así de contundente se mostró Rajoy en Córdoba en la inauguración de unas jornadas de la Federación de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA).

En el plano económico, el líder del PP sostiene que para que España progrese hay que emprender una serie de medidas. Entre las más prioritarias, Rajoy propone una reforma fiscal que conlleve, entre otras actuaciones, la eliminación de impuestos y de descuentos en la nómina para los trabajadores que ingresen menos de 16.000 euros al año. En el caso de que salga elegido como presidente del Gobierno, también se comprometió a reducir los impuestos a las mujeres para facilitar su entrada al mercado laboral, un cambio que tildó de "discriminación positiva". Rajoy justificó que una baja fiscal no implica que el Estado ingrese menos, ya que "potenciará el empleo y cuantos más trabajadores haya mayor será la recaudación pública". El presidente popular recordó que una reforma similar que el PP impulsó en 1998 provocó una subida de la recaudación en 2000 y 2001 que osciló entre el 10 y 13 por ciento.

La educación es el otro gran objetivo para el PP. Rajoy destacó la importancia de la enseñanza en el país al apuntar "que aquí no producimos petróleo ni gas, así que hay que competir con otros países mediante la formación de nuestros ciudadanos". Sin embargo, el líder popular, al igual que el presidente de esta formación en Andalucía, Javier Arenas, subrayaron que "hay mucho trabajo por hacer en este sentido".

Entre las actuaciones educativas que planteó ayer Rajoy destacan, por ejemplo, el aprendizaje de inglés a partir de los tres años, la aplicación de las Nuevas Tecnologías y la "recuperación de la autoridad de los profesores en las clases". Asimismo, el presidente del PP incidió especialmente en la "mayor importancia" a la Formación Profesional, beneficiando fiscalmente a la empresas que faciliten las prácticas de alumnos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios