Rajoy destaca el papel de Córdoba en el incremento de voto del PP

  • El líder de la oposición celebra un acto en los colegios mayores para agradecerle a los apoderados e interventores su apoyo durante la última campaña electoral

Fue recibido por cientos de personas al grito de "presidente", vitoreado, besado y apretujado. El líder del PP, Mariano Rajoy, se convirtió ayer en protagonista indiscutible de un acto organizado por su partido para agradecerle a los apoderados e interventores populares su trabajo durante las últimas elecciones generales, aunque esta intención quedó reducida a una mera anécdota debido a la marea interna que en la actualidad agita al PP. Acompañado por el presidente andaluz del partido, Javier Arenas, y por el presidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps, Rajoy subió al escenario del salón de actos de los colegios mayores entre aplausos y gritos de apoyo: "Lo más importante que voy a decir hoy en esta sala es muchas gracias", respondió Rajoy a los cientos de personas que llenaban el auditorio.

"Podéis estar muy orgullosos del esfuerzo que habéis hecho, porque hemos subido en voto y en porcentaje. Hemos mejorado claramente nuestros resultados", dijo Rajoy, quien destacó que, en las pasadas elecciones generales, Córdoba fue la octava provincia española donde más aumentó el apoyo a su partido. "No pedís nada, lo vuestro es altruismo puro", agradeció a los apoderados e intervendores. El líder de la oposición también destacó el avance de su formación en las últimas autonómicas y argumentó que, si la Ley Electoral se reformara, el presidente provincial del PP, José Antonio Nieto, sería actualmente el alcalde de la ciudad.

Rajoy recordó los años en que Alianza Popular luchaba por abrirse paso en la política. "Cuando tenía 22 años, en 1977, empecé pegando carteles. La campaña era más de carteles que de otra cosa. Yo era un estudiante que preparaba oposiciones y a las 22:00 salía a pegar carteles por Pontevedra. Luego fui interventor y apoderado", recordó Rajoy, que ahora se encuentra en el centro del debate por el congreso que en junio deberá decidir al próximo presidente popular. "Sé lo que significa llegar pronto a una mesa electoral, hacer un esfuerzo durante todo el día, contar los votos y salir de allí muy tarde", animó a los apoderados de las mesas.

Rajoy habló ayer con "meridiana claridad" -dijo-, aunque el nombre de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, no salió de su boca a pesar de las múltiples referencias a ella que hizo. También aprovechó para hablar del nuevo Gobierno y del plan hidrológico nacional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios