Rabanales Plaza y el parque renegocian el contrato para poder incluirlo en el plan

  • Las dos partes tienen que ampliar el plazo para ajustarlo a los tiempos reales

  • La Gerencia recibe hoy o el lunes el estudio de evaluación ambiental necesario para innovar el PGOU

Entrada al parque científico Rabanales 21. Entrada al parque científico Rabanales 21.

Entrada al parque científico Rabanales 21. / barrionuevo

El promotor del centro comercial Rabanales Plaza y los gestores del parque científico están renegociando el contrato sobre la venta de suelo para poder incluirlo en el plan de viabilidad para salvar al organismo. Aunque los términos económicos de la vinculación no van a cambiar, en lo que tiene que ver con el precio del suelo, sí se tiene que llegar a un acuerdo con respecto a los plazos, así como a los gastos derivados del retraso que ha sufrido el proyecto debido, entre otras cuestiones, a los trámites urbanísticos. Según informó el promotor, también quedan "algunos flecos que tienen que ver con detalles jurídicos" que se verán en los próximos días. El responsable del proyecto aseguró que el objetivo de la novación es "ampliar el plazo a una fecha mucho más realista", aunque la operación seguramente estará cerrada antes de que finalice el año y una vez que se haya culminado la innovación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que afecta al centro comercial. La operación de venta de suelo reportaría al parque 1,4 millones de euros.

El promotor confió en que se puedan concluir los trámites incluso en menos tiempo del dispuesto por la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU), ya que hoy mismo o el lunes se entregarán tanto el estudio de evaluación ambiental como el impacto sanitario que se exigía para la tramitación del la innovación del PGOU. El desbloqueo del uso comercial de Rabanales 21 con la puesta en marcha del proyecto Rabanales Plaza es un balón de oxígeno para un complejo que pasa por un momento crítico, que se completa con el plan de viabilidad que se ha aprobado recientemente. Los socios de Rabanales 21 ya acordaron "adoptar las medidas que garanticen la viabilidad del parque tanto a corto como a largo plazo". Esas medidas pasaron por acogerse al preconcurso de acreedores por segunda vez. "Para evitar que las tensiones de tesorería generen situaciones de dificultad mayores de las actuales, la sociedad ha decidido acogerse al artículo 5 bis de la Ley Concursal, lo cual proporcionará un margen suficiente de tiempo para que la comisión de trabajo proponga a la sociedad las medidas necesarias para dar viabilidad al parque tecnológico", sentenciaron. Los socios del parque consideran que esta decisión se toma precisamente "para garantizar el futuro de la sociedad y de una infraestructura clave para la ciudad". Una vez analizada la situación, se ha optado por establecer un plan y atajar la situación para no acabar en el concurso, fecha para la que tiene hasta el 10 junio.

Los objetivos generales del plan son atender la deuda que ha vencido y que ya se le está reclamando a la sociedad, asegurar los pagos hasta los dos próximos años y reestructurar la deuda pendiente, de manera que en ese plaza se haya conseguido garantizar la viabilidad del parque tecnológico.

Rabanales 21 mantiene una deuda de 2,8 millones de euros con el Ministerio de Economía, además de otra partida que asciende a unos 25 millones que debe a sus socios. En el plan de viabilidad se incluye la posibilidad de que el parque pueda responder a estas cuestiones a través de venta de suelo o permutas de terrenos.

El viceportavoz del PP, Salvador Fuentes, alertó ayer del "pelotazo urbanístico" que puede suponer esta medida y aseguró que el papel de las administraciones en el caso de Rabanales 21 "es salvar el parque" y no idear una agencia de venta de suelo. Fuentes se mostró muy crítico con las medidas que se han puesto encima de la mesa y pidió implicación al Ayuntamiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios