Procórdoba venderá bienes y bajará sueldos para pagar a Ferrovial

  • Luis Martín avisa a los consejeros de la empresa municipal que tienen "responsabilidad personal" y podrían responder con su patrimonio si se incumplen los acuerdos

Comentarios 1

Procórdoba está en una situación crítica. El auto judicial emitido la semana pasada ordenando su embargo por la deuda que mantiene con Ferrovial ha asestado un duro golpe a la empresa municipal, que ya partía de muchas dificultades financieras. El embargo ha abierto un nuevo panorama muy complicado para el gobierno municipal, que tiene que hacer frente a un pago de 2,25 millones (más 50.000 euros de intereses) si quiere mantener Procórdoba. No queda otra que pagar y el consejo de administración de la sociedad puso ayer sobre la mesa una serie de propuestas que van desde la venta de bienes a la reducción de sueldos para conseguir bajar los gastos y elevar los ingresos de la entidad. En concreto, según recoge el documento, la partida de personal va a sufrir un fuerte recorte, empezando por la remuneración de la directora técnica, cuyo salario bajará un 22%. Las nóminas del gerente -que también tiene este cargo en Vimcorsa- serán pagadas ahora por la empresa municipal de viviendas, que tiene unas cuentas más saneadas. En materia de personal también se prepara un nuevo convenio colectivo que supondrá una reducción del 19% del total de remuneraciones. Según Procórdoba, ya existe un principio de acuerdo para la aprobación de este convenio. Estas medidas supondrían un ahorro del 33% en el pago de nóminas, pues se pasarán de 620.000 euros a unos 415.000. La empresa también pretende reducir unos 12.800 euros en publicidad, arrendamientos o suministros.

Además de hacer bajar los gastos, las propuestas pasan por generar ingresos, liquidez, que es en realidad lo que necesita Procórdoba para pagar. En este capítulo se propone la venta de suelo en varias parcelas, tanto para la construcción de viviendas como para uso industrial. Una operación se enmarca en la carretera del aeropuerto, con un solar para 49 de viviendas que se vendería por 2,9 millones de euros y supondría unos beneficios en torno a un millón. El documento reconoce que puede tratarse de un precio inferior al del mercado, pero que el interés de la sociedad es "generar liquidez par atender sus compromisos". También se contempla la venta de parcelas residenciales en el camino de Turruñuelos y en el Campo de la Verdad, operaciones que necesitan también la participación de la Gerencia de Urbanismo. En cuanto a las zonas industriales, Procórdoba propone iniciar de nuevo el proceso de venta de un solar en la Carretera de Palma "en condiciones más ventajosas" para que no quede desierto como ha ocurrido en otras ocasiones, además de hacer un nuevo pliego de condiciones para la venta de parcelas de la manzana San Eloy. Entre el paquete de medidas el gobierno municipal también está planteando "distintas alternativas" para rentabilizar los inmuebles que componen la anterior sede social de la empresa, en la plaza de la Corredera.

El Ayuntamiento siempre ha manifestado, tras conocer el auto judicial, que su intención es "pagar" y por eso quiere negociar con Ferrovial para encontrar a una solución. El presidente de Procórdoba, Luis Martín, achaca al impago de un acuerdo suscrito con la Junta el retraso en saldar esta deuda con la constructora. La situación es crítica y, según apuntó ayer el consejero del PSOE en la sociedad, Emilio Aumente, Martín ya les ha advertido de que todos los que forman parte del consejo de administración tienen "responsabilidad personal" en el asunto. Esto es que podrían incluso responder con su patrimonio si no se cumple con los acuerdos que se han suscrito. El edil socialista aseguró que la situación es "lamentable" y criticó que no se incluyera a Ferrovial en el plan de pago a proveedores pese a que la empresa, según ha alegado Martín, se negó a ello. Aumente además recordó que la propuesta del PSOE era la de liquidar Procórdoba o que ésta fuera absorbida por Vimcorsa, que tenía una situación más favorable. No obstante, la reestructuración de las dos sociedades que impulsó el Ayuntamiento se ha paralizado ya que el Gobierno ha elaborado un anteproyecto de ley en el que, a partir de 2015, las empresas municipales no podrán tener filiales y, de seguir con el proceso, esto supondría la desaparición de Vimcorsa. Aumente aseguró que los culpables de la situación de Procórdoba son el alcalde, José Antonio Nieto, y el responsable de Hacienda, José María Bellido, "que no transfieren dinero para urbanismo".

Por su parte, el portavoz de IU en el Ayuntamiento, Francisco Tejada, reconoció ayer que la sociedad municipal tenía "problemas de Tesorería", pero recordó que cuenta con "un patrimonio de suelo de 70 millones de euros, por lo que ni mucho menos es una empresa insolvente". Además defendió que cuando él era presidente dejó "un acuerdo con la Junta para que se ingresaran 7,8 millones de euros en dos años", y "lo que tiene que hacer el gobierno municipal es gestionarlo" e instar al segundo pago para este año, algo que "no ha hecho". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios