La Policía ha multado a 130 personas en 2008 por beber fuera del 'botellódromo'

  • Las denuncias más habituales que firman los agentes de la Policía Local ascienden a 150 euros, aunque hay algunas de 600 · El Ayuntamiento aún no ha encontrando un espacio céntrico para el 'botellón'

Comentarios 2

La Policía Local ha multado a 130 personas en lo que va de año por beber fuera de los botellódromos, una práctica prohibida desde hace dos años tras la aprobación de la bautizada como Ley Antibotellón. Así se desprende del informe municipal, al que ha tenido acceso El Día, en el que se recogen las denuncias que han firmado los agentes locales en el capítulo del ocio nocturno entre los meses de enero y noviembre. Con estas cifras, el Ayuntamiento se suma así al grupo de ciudades que, como se suele decir, tienen mano dura en este asunto y luchan para tratar de que que el botellón deje de generar problemas de convivencia entre los jóvenes y los vecinos. Hasta el pasado año, apenas hubo multas relacionadas con la utilización de espacios públicos no autorizados para la práctica del botellón.

Sin embargo, a pesar del más de un centenar de denuncias tramitadas en el Ayuntamiento, Córdoba se encuentra todavía alejada de los registros de otras ciudades andaluzas. Así, por ejemplo, en la vecina Málaga hubo 250 denuncias por este mismo motivo en un solo mes. En Sevilla, otra de las ciudades similares a Córdoba en lo que a la práctica del botellón se refiere, este mismo diciembre se llegaron a firmar varias multas de 100 euros por consumir refrescos en la vía pública y el año anterior esta estadística arrojó unas cifras de algo más de 1.000 jóvenes sancionados.

Las infracciones denunciadas a lo largo de 2008 en la capital han sido, en términos generales, de carácter leve, según las información facilitada desde la Administración local. En cuanto al importe de las multas, las mismas fuentes municipales consultadas por este periódico concretaron que la mayoría de ellas tienen un importe de 150 euros. No obstante, esta normativa -en vigor desde 2006- incorpora la posibilidad de imponer multas de hasta 600 euros por consumir bebidas fuera de los lugares que los ayuntamientos habiliten para esta fin. En Córdoba, sin embargo, los agentes de la Policía Local no han llegado al extremo de tramitar sanciones de importes elevados ni multar a personas por consumir refrescos en zonas alejadas de los botellódromos.

A pesar de que esta normativa sólo lleva dos años en vigor en Andalucía, Córdoba ya aplicó medidas similares dos antes de la aprobación de la Ley Antibotellón. En concreto, el Gobierno local decidió crear los primeros botellódromos en noviembre de 2004 para preservar zonas como la avenida Escultor Fernández Márquez, el paseo del Plan Renfe, así como diversos espacios de Vista Alegre y Ciudad Jardín. El Ayuntamiento optó por los Jardines de la Victoria, el aparcamiento que hay junto a ETEA y el recinto ferial de El Arenal, si bien sólo el primero albergó concentraciones multitudinarias. La masiva afluencia de jóvenes a esta zona provocó la denuncia de los vecinos y, tres años después, el Consistorio cerró este botellódromo con el compromiso de habilitar otro en la zona centro. Sin embargo, aún no existe tal espacio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios