Podemos presiona a IU para que rompa el cogobierno con el PSOE

  • La formación morada asegura que no irá de manera conjunta en las municipales con partidos que hayan apoyado a los socialistas

  • La federación de izquierdas pide respeto

El líder de IU, Alberto Garzón, habla con Julio Anguila y Pedro García en presencia de Teresa Rodríguez en la presentación de Unidos Podemos. El líder de IU, Alberto Garzón, habla con Julio Anguila y Pedro García en presencia de Teresa Rodríguez en la presentación de Unidos Podemos.

El líder de IU, Alberto Garzón, habla con Julio Anguila y Pedro García en presencia de Teresa Rodríguez en la presentación de Unidos Podemos. / barrionuevo

Comentarios 1

La confluencia ha llegado y lo ha hecho con polémica. Después de meses hablando de las negociaciones entre IU y Podemos para concurrir de manera conjunta en las próximas elecciones municipales de 2019 -lo que ha marcado de manera intensa las relaciones de la federación de izquierdas con su socio de gobierno, el PSOE-, ya se saben las condiciones que Podemos exige para que esa confluencia sea posible, entre las que destaca la imposibilidad de gobernar con el Partido Socialista. La formación morada ha elaborado un documento en el que establece sus premisas y dice claramente que no van a liderar candidaturas conjuntas con formaciones que estén gobernando con el PSOE, como sucede en Córdoba con IU. "Donde IU ya está cogobernando con el PSOE la recomendación sería no ir conjuntamente a unas municipales", dice literalmente el documento en el que se critica duramente ese apoyo a los socialistas porque así no se puede conformar "la alternativa al bipartidismo". El contenido de este escrito, como era de esperar, ha causado gran malestar en las filas de la federación de izquierdas, aunque a nivel local descartan aún hacer declaraciones de manera pública.

El peso de IU en Córdoba no se puede comparar con la situación de otros ayuntamientos andaluces y, de hecho, la unidad de candidatura ya supuso un problema en las listas de las generales, puesto que IU se resistía a que el cabeza de lista no fuera uno de los suyos. En los últimos meses las relaciones entre PSOE e IU se han resentido precisamente porque la federación de izquierdas ha intentado hacer más de un guiño a Ganemos -la marca blanca de Podemos- en algunos aspectos de la gestión municipal, aún en contra del criterio socialista. La segunda puerta de la Mezquita-Catedral es sólo uno de los ejemplos.

Las relaciones entre PSOE e IU se han resentido por los guiños a Ganemos

El documento se envió el martes a los círculos y grupos municipales de Podemos y pasará también por las direcciones provinciales antes de que se apruebe finalmente en el Consejo Ciudadano Andaluz de principios de julio. Según el número dos de Podemos, Jesús Rodríguez, con este calendario se adelantan al proceso de confluencia de la dirección nacional, aunque la sintonía que hay entre Teresa Rodríguez y Antonio Maíllo también se traslada a Madrid y al resto del partido de forma generalizada. "Para trascender a Unidos Podemos hay que empezar ya", añadió Rodríguez, que considera que su partido debe estar preparado para un posible adelanto electoral. Si el proceso de consulta a las bases no introduce cambios, el texto tiene varias "condiciones para la unidad". La primera y más importante es vetar al PP cueste lo que cueste. "Podemos debe ser un dique de contención" contra los populares y "su marca blanca, que es Ciudadanos, que ha venido a blindar el bipartidismo", explicó Rodríguez

Dejar fuera al PP de las instituciones es la única excusa que encuentran en Podemos para aliarse con el PSOE, pero nunca habrá pactos de gobierno con los socialistas. "El PSOE no es recuperable para el cambio y no podemos aparecer como sus subalternos", espetó Rodríguez. Respecto a los socialistas, el documento sólo contempla llegar acuerdos de investidura, ya sea para que Podemos logre una Alcaldía o para que sea el PSOE quien gobierne. De aprobarse este modelo, el gobierno morado de Cádiz, que contó con el apoyo del PSOE, no corre peligro. En la misma situación está el Ayuntamiento de Sevilla, cuyo alcalde socialista fue investido con los votos de la marca de Podemos en la ciudad.

El problema lo tienen ahora los grupos municipales de IU, además de en Córdoba, en Marbella o El Puerto de Santa María. Podemos considera que no puede haber confluencia con los mismos miembros a quienes, hasta la primavera de 2019, estarán en un gobierno con el PSOE. Los concejales de Podemos en esas localidades son oposición a los de IU y eso, según señaló ayer Jesús Rodríguez, les impide compartir listas para los próximos comicios. El dirigente de Podemos cree que en IU están por la labor de alejarse del PSOE, sobre todo tras su experiencia en el Gobierno andaluz en la pasada legislatura.

La coalición de izquierdas salió magullada de su última experiencia en San Telmo y Maíllo ha puesto tierra de por medio con los socialistas durante su mandato, pero fuentes de la coalición de izquierdas pidieron "respeto" a Podemos como la "organización con amplia autonomía" que son. "Nosotros no recibimos órdenes de nadie", añadieron para después afirmar que "la soberanía de IU es de toda su militancia".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios