El Pleno que debatirá el estado de la ciudad se retrasa hasta septiembre

  • El equipo de gobierno se beneficia con la demora, ya que así gana tiempo para intentar dar salida a proyectos estancados que, de otro modo, tendría que justificar

El Pleno sobre el estado de la ciudad, la sesión en la que se analiza la gestión desarrollada por el gobierno municipal en el último año, se celebrará con toda probabilidad en el mes de septiembre, después de que no haya habido un acuerdo entre los grupos municipales para que tenga lugar en julio, como ha ocurrido en las ediciones precedentes.

Si se produce este retraso al último mes del estío, la alcaldesa, Rosa Aguilar, ganaría tiempo y se libraría de tener que justificar el estancamiento de determinadas cuestiones fundamentales que se encuentran pendientes de solución en estos momentos, un argumento en el que se cebaría el PP como único grupo de la oposición.

En el transcurso de la Junta de Portavoces celebrada el pasado lunes se habló de la necesidad de fijar la fecha en que se convocaría esta sesión extraordinaria. A la vista de que el 4 de julio se celebra la sesión ordinaria de dicho mes y el 26 la correspondiente a agosto, el asunto quedó sobre la mesa para no sobrecargar más de trabajo unas fechas en las que parte de la Corporación disfruta de vacaciones. Por lo tanto, todo indica que esta sesión plenaria en la que se analiza la gestión realizada por el Ayuntamiento en el último año tendrá lugar en septiembre.

El retraso en la solución definitiva al centro de congresos o la demora en la designación de la gerente para la fundación de la Capitalidad son dos de las principales cuestiones que pondrían en evidencia al equipo de gobierno si el debate plenario tuviera lugar en las próximas semanas. Por el contrario, sería la oposición popular la que más rédito podría sacar en términos políticos, dado que tendría argumentos para reprochar la parálisis del Consistorio en algunos asuntos.

En la Junta de Portavoces en que se fije la fecha de la celebración se decidirán también los tiempos de intervención de cada unos de los grupos municipales, puesto que el orden está organizado en el reglamento relativo a las celebraciones de los plenos. Esta normativa, aprobada en 2005, es un desarrollo de la denominada ley de grandes ciudades que modificó sustancialmente el organigrama del Ayuntamiento, así como el funcionamiento de sus órganos.

A raíz de la creación en 2005 del debate sobre el estado de la ciudad, este pleno extraordinario sólo se ha celebrado en dos ocasiones, puesto que en 2007 se suspendió debido a que coincidía con la toma de posesión de la Corporación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios