Piden a los agentes del 091 que no beban en "vaso largo" para que no parezca alcohol

  • Un sindicato critica las directrices de la Jefatura Provincial, que exhorta a las patrullas a no ir juntas a un mismo bar

La Jefatura Provincial del Cuerpo Nacional de Policía ha pedido que los agentes del 091 no consuman refrescos "en vaso largo" para evitar que algunos ciudadanos puedan pensar que están tomando bebidas alcohólicas estando de servicio. Así lo explicó ayer el secretario de la Confederación Española de Policía (CEP) en Córdoba, Fernando Calderón, al analizar algunas de las nuevas directrices impartidas por los responsables de este cuerpo de seguridad. Según el representante sindical, tanto ésta como el resto de las últimas medidas tomadas desde la Jefatura están creando "malestar" entre los funcionarios. Calderón destacó también el trabajo policial que desarrollan los efectivos del 061, "que están siempre en contacto directo con el ciudadano y son los primeros que llegan para prestar servicio en caso de un incendio, menudeo de droga o violencia doméstica, por citar sólo algunas de las situaciones en las que intervienen a diario".

Aparte de criticar que la Jefatura impida a los policías del 061 beber en "vaso largo", el portavoz de esta formación sindical también se refirió a la directriz que impide que dos patrullas de policías puedan ir juntas a una cafetería aprovechando un receso estando de servicio. Calderón calificó esta situación como un "sinsentido" y señaló que "no hay nada malo en que los dos agentes de cada patrulla se vayan a tomar un café en medio de una noche tranquila".

Al hilo de la organización de las parejas de policías, el secretario provincial de la CEP también aludió a la obligación de realizar los partes del servicio realizado dentro del vehículo, en lugar de dejar la posibilidad de que se cumplimente este documento en la propia comisaría. "Parece ser que lo que quieren es que los coches no estén aparcados en la comisaría, pero, claro, puede decirse que los agentes están casi obligados a parar el coche para rellenar el parte al no poder escribir con el vehículo en movimiento", señaló.

Calderón recordó también que seis de los actuales vehículos del servicio 061 "no están homologados en su parte delantera" y que, como consecuencia de la incomodidad que sufren los agentes, "se han dado algunos casos de lumbalgias entre los agentes". En este sentido, reconoció no obstante que, "de momento no hay patologías crónicas, aunque no sabemos si con el tiempo podríamos encontrarnos con algún caso delicado". El representante de este sindicato detalló que en Córdoba hay entre 10 y 15 policías por turno adscritos al servicio del 061 y abundó en el "giro de 360 grados negativo que se ha dado desde la Jefatura Provincial".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios