Piden 19 años de cárcel para un acusado de disparar a un abogado en Montoro

  • La acusación reclama la prohibición de acudir al municipio al acusado durante 22 años

La acusación que representa al abogado que resultó herido grave de un disparo en abril de 2016 en Montoro pide para el presunto autor de los hechos una pena de 15 años de prisión por la supuesta comisión de un delito de asesinato en grado de tentativa, con una prohibición de acudir al municipio durante 22 años y una orden de alejamiento por el mismo tiempo sobre el afectado y su esposa, así como una pena de cuatro años de prisión y multa de 14.400 euros por un delito de obstrucción a la justicia.

Según la calificación inicial de la acusación particular, entre los años 2007 y 2011, el procesado recibió la asistencia del letrado herido en un procedimiento, en el que "surgieron discrepancias entre abogado y cliente derivadas de lo que el acusado, con un marcado carácter irascible, entendía como una inadecuada llevanza de su asunto por parte del letrado aquí perjudicado". Como consecuencia de ello, el abogado renunció a su defensa en octubre de 2011, si bien antes de que finalizase 2011, ambos mantuvieron una entrevista en la que "el acusado llegó a decir repetidamente" al letrado: "Te vas a acordar de mí".

En mayo de 2015, el procesado solicitó a través del Colegio de Abogados de Córdoba la entrega por parte del citado letrado de una documentación relacionada con el procedimiento anterior y que estaría en poder de este último, que depositó en la organización colegial un mes después, en junio de 2015. No obstante, el acusado, "movido por el ánimo de acabar con la vida" del abogado "al entender que su actuación como letrado le había perjudicado en sus procedimientos judiciales, y en su convencimiento de que el origen de todos sus males estaba en la mala praxis de la generalidad de los abogados con los que había tratado como cliente", presuntamente llevaba bastante tiempo pensando en acabar con su vida, así como "ideando un plan para llevarlo a cabo, de tal manera que le supusiera el menor coste posible, tanto en pena como económicamente".

La acusación detalla que sobre las 08:30 del 19 de abril de 2016, "provisto de una escopeta", acudió en su vehículo a una calle de Montoro y apostó su vehículo en las cercanías del despacho del abogado que se encontraba en dicha vía. Así, indica que "estuvo esperando unos minutos, agazapado en su coche", a la espera de que el letrado acudiera a su despacho. Sobre las 08:50, apareció en el lugar el abogado camino de su despacho con unos expedientes, "momento que aprovechó el acusado para salir de su vehículo con la escopeta cargada y abordarle" en la calle.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios