Pérez Giménez avanza que su planta empezará a funcionar tras el verano

  • El director comercial del laboratorio confirma que producirán para otras firmas

La nueva planta que el laboratorio Pérez Giménez está construyendo en el municipio de Almodóvar del Río estará a pleno rendimiento tras el verano, según confirmó ayer a el Día el director comercial de la entidad, Juan Pérez. El representante de la compañía confirmó que las obras siguen su curso siguiendo los plazos establecidos, y que se estima que tras el verano comience la actividad en la futura fábrica.

Las instalaciones contarán con una superficie de 24.000 metros cuadrados, lo que permitirá incrementar la facturación e, incluso, "producir para otros laboratorios", según precisó Pérez. La previsión es que antes de que comience el periodo vacacional cese la actividad de los laboratorios en el polígono industrial de Chinales para poder trasladar la compleja maquinaria a las nuevas naves. Durante los siguientes meses, se equipará el nuevo recinto en el que se producirá, entre otros, el famoso analgésico Calmante Vitaminado.

La inversión del laboratorio farmacéutico en este nuevo proyecto ascenderá a más de 30 millones de euros, aunque la Junta de Andalucía aportará en forma de subvenciones más de seis. La colaboración entre la entidad y la administración autónoma no se evidencia sólo en el capítulo económico, sino que también se desprende del proyecto que pretenden poner en común, conocido como Tecnología del Medicamento, que incluye el compromiso de desarrollar todos sus proyectos dentro del territorio andaluz. La decisión de construir esta nueva fábrica surgió en 2003, cuando la compañía tomó la decisión de producir genéricos para otras compañías.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios