El PSOE digiere sin sobresaltos la salida de Almenara y ve viable la opción de Durán

  • Un grupo de alcaldes estima que no hay que temer a que haya más de un candidato a la secretaría provincial, aunque abogan por un acuerdo en torno al "más adecuado"

Comentarios 2

Las aguas están tranquilas en el PSOE de Córdoba. Prueba de ello es que han pasado cuatro días desde que José Antonio Ruiz Almenara anunció que no optará por tercera vez a la secretaría provincial de la formación y aún no se han producido movimientos propios de un proceso precongresual más allá de las lógicas inquietudes generadas por la retirada del también alcalde de Palma del Río. Cuatro días es poco tiempo, pero el suficiente para que en etapas pasadas se hubiera levantado un tsunami interno. Los socialistas aún están digiriendo la salida de Ruiz Almenara, más aún cuando la mayoría de las fuentes consultadas por El Día coinciden en que el PSOE estaba totalmente unido en torno a su persona. Es más, insisten en que si el todavía responsable provincial hubiera optado por seguir, habría concitado la unanimidad de sus compañeros.

Ruiz Almenara ha cambiado la hoja de ruta, pero el golpe de timón no ha provocado sobresaltos, no hay turbulencias, según aseguran las mismas fuentes. Entre ellas destacan los alcaldes de los principales municipios socialistas de la provincia, barones algunos de ellos que hace ocho años se alinearon en la orilla contraria al entonces candidato que se oponía al presidente de la Diputación, Matías González. Hoy son todo alabanzas para Ruiz Almenara por parte de Luis Moreno (Baena), José Luis Bergillos (Lucena), Antonio Sánchez Villaverde (Montoro) o Telesforo Flores (Luque), según sus declaraciones a este diario.

Sobre la mesa hay dos preguntas que no dudaron en responder los citados alcaldes, además del regidor de Pozoblanco, Benito García: ¿La salida de Ruiz Almenara puede reabrir viejas heridas en el PSOE? ¿Es Juan Pablo Durán, actual secretario de Organización, la persona idónea para pilotar el relevo, como aparece en todas las quinielas? "No" y "puede ser", son las dos respuestas de los alcaldes sondeados a ambas cuestiones, exceptuando Luis Moreno, que opta por no hablar de nombres.

Todos ellos apuntan a que la cohesión interna es ahora una seña de identidad del PSOE en Córdoba y convienen en que nada hace atisbar que se pueda producir "una guerra" de aquí al 19 de julio, fecha del congreso provincial. "No veo probable que se puedan reeditar nuestros peores momentos", afirma Luis Moreno, algo que "no sería deseable por nadie", anota José Luis Bergillos. Es más, "no lo permitiríamos", añade Benito García. A juicio de Telesforo Flores, "con disputas internas no vamos a ningún lado", una visión común que no estiman como un obstáculo para que pueda concurrir a la secretaría provincial el militante que lo estime oportuno. "Que haya más de un candidato no quiere decir que haya división", aclara Sánchez Villaverde, aunque Bergillos manifiesta que "lo mejor sería que nos pusiéramos de acuerdo para elegir a la persona más adecuada".

Al hablar de la posibilidad de que Durán dé el paso adelante, los citados alcaldes consideran que ha tenido su papel en el trabajo por cohesionar el PSOE cordobés. Por tanto, "podría ser el indicado", apunta el primer edil de Lucena, algo en lo que inciden los responsables pozoalbense y luqueño. Sea como sea, todos apuntan a un debate, y es "el legítimo proceso de negociación", como lo califica Benito García, que se abre ante cualquiera que quiera optar al cargo. Se trata de repartir un pastel materializado en sillones en la Ejecutiva provincial, y cada municipio quiere la mayor porción. Ahí se dará el baile de fuerzas. Del acuerdo en este sentido derivará parte de la cohesión en torno a un candidato.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios