"El PSOE debe buscar su oportunidad sin pensar en qué hará Rosa Aguilar"

  • El diputado aprecia cierto retraso en la capital y anima a la iniciativa emprendedora

Comentarios 4

-¿Está satisfecho con la representación cordobesa en el Grupo Parlamentario Socialista, a pesar de haber perdido un diputado por la provincia?

-Es bastante ilustrativa del proceso de actualización permanente que tenemos en el partido. A la experiencia dilatada que podemos presentar Griñán o yo, se une la experiencia media que acredita Araceli Carrillo y la juventud de personas con menos trayectoria, como Isabel Ambrosio y Rafael Velasco, pero que han demostrado su valía, sin olvidar a Fátima Ramírez, inexperta pero con muchas ganas. Aunque lo aunamos todo, es una pena no haber mantenido a Cebrián, porque daba mucho juego en el Parlamento y en la circunscripción. Tenemos la capacidad de representar y de ser sensibles con las demandas de los cordobeses, y eso se verá en próximos días con la presentación de la iniciativa relativa a la parada del AVE en Los Pedroches.

-Al margen de este asunto, hay mucho tajo para dar respuesta a las necesidades de la provincia.

-Así es, el trabajo será intenso, y ahí están como retos el proyecto del tranvía o del palacio de congresos, por ejemplo. El impulso principal, tanto en Córdoba como en el resto de los territorios, debe venir de la mano de las infraestructuras, de la sanidad o de la educación.

-¿Habrá alguna iniciativa relativa a la Capitalidad Cultural de 2016 durante esta legislatura?

-Estoy seguro de que se hará, pero lo que se ponga en marcha debe ser para ayudar. Al Parlamento no se puede trasladar el tema en clave polémica, porque eso sería un flaco favor a las posibilidades de la Capitalidad.

-Pero usted, como cordobés, ¿mantiene la neutralidad activa o apuesta por Córdoba?

-Yo lo tengo claro, ya que no tengo por qué respetar cierto equilibrio o ecuanimidad. Córdoba está en buenas condiciones para ser Ciudad Europea de la Cultura, pero no se puede obviar que hay otras capitales que optan. Lo que está claro es que no todo pueden ser declaraciones, sino que hay que hacer que la ciudad cualifique su oferta. En ese sentido debemos respaldar cualquier iniciativa que mejore dicha oferta, ya venga de las instituciones, de los empresarios o de colectivos ciudadanos.

-Usted ha dicho que creará un núcleo duro en el Grupo Parlamentario. ¿Habrá algún cordobés en ese equipo?

-Estoy yo (risas). No lo sé. El núcleo duro será reducido, como mucho cinco o seis personas, y hay que tener en cuenta ciertos equilibrios provinciales. De antemano, Córdoba no está mal situada, porque tiene a una persona incuestionable en el Gobierno andaluz, como es José Antonio Griñán, cuenta con el número 3 del PSOE-A -Rafael Velasco- y tiene al portavoz parlamentario socialista. En el conjunto de la dirección del grupo sí habrá presencia cordobesa, y habrá protagonismo parlamentario en temas importantes a lo largo de la legislatura.

-Con la perspectiva que le da su tarea y el vivir en Sevilla, ¿tiene la percepción de que Córdoba está atrasada?

-La provincia no, pero en la capital sí se aprecia algo a ese respecto. Se ve una cierta inercia sobre las iniciativas emprendedoras y falta de proyectos generadores de novedades en algunos ámbitos, algo importante en Córdoba en sectores en los que la mentalidad agraria del XIX y parte del XX sigue pesando demasiado. Que haya iniciativa empresarial debe interesar a todas las partes. Con el AVE a la Costa del Sol han cambiado las posibilidades de negocio, porque Córdoba está a poco más de 35 minutos de los millones de personas que pasan por Málaga al año. Eso tiene que trasladarse en actividad económica y empleo en Córdoba, y tengo la sensación de que no hay sobre la mesa iniciativas que persigan ese objetivo. Con unos pocos turistas de esos millones que captáramos al año, ya estaría bien.

-Y en todo ese escenario, el PSOE sigue sin levantar cabeza en la capital. ¿Qué cree que habría que hacer?

-Eso es para una tesis doctoral. Aunque es difícil ver las claves, sí parece claro que en Córdoba hay que hacer apuestas a medio y largo plazo; no se puede trabajar desde la coyuntura, algo que se ha hecho y se hace mucho. A veces es coyuntura interna y a veces externa. Si el PSOE es capaz de apostar por un equipo con una persona al frente, que puede ser Rafael Blanco, que trabaje con perspectivas de futuro y con los militantes detrás, eso necesariamente tiene que acabar dando frutos. En ocasiones hemos cambiado mucho de candidato y otras hemos repetido cuando no tenía viabilidad.

-¿Lo mejor que les puede pasar es que Rosa Aguilar se marche de IU?

-No creo en soluciones mágicas o en conejos que salgan de la chistera. Porque una personalidad política fuerte y notable, como es Rosa Aguilar, desapareciera no creo que fuera mejora para el PSOE. Nuestras oportunidades debemos buscarlas nosotros sin pensar en qué hará la alcaldesa. Lo que hagan los demás nos puede venir mejor o peor, pero de nuevo estaríamos en la coyuntura.

-¿Cree que Aguilar sería un valor para el PSOE?

-Yo la veo como alcaldesa y no contemplo otras hipótesis.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios