El PP acusa a la Junta de no renovar a parte de la plantilla en Servicios Sociales

  • Un total de 18 contratos dependen de una financiación autonómica que aún no está reflejada en los presupuestos

Comentarios 1

La concejal delegada de Servicios Sociales y Familia, María Jesús, Botella, alertó ayer de que están en peligro 18 contratos de personal de refuerzo de la dependencia -dentro del área de Servicios Sociales del Ayuntamiento- que financia la Junta de Andalucía a través de una partida anual específica en sus presupuestos. Botella explicó que, a día de hoy -los contratos expiran el 31 de diciembre y se renuevan cada año- "no sabemos si la Junta tiene intención de mantener la financiación" de estos contratos. En concreto, se trata de nueve trabajadores sociales y nueve administrativos que realizan tareas relacionadas con la atención y valoración de la dependencia y que prestan servicio a través del Ayuntamiento desde el año 2006. La Junta -a través de la Agencia Andaluza de la Dependencia- destina 682.000 euros a estos empleos pero en estos momentos, según Botella, "no sabemos si habrá alguna cantidad para este fin". La edil del PP explicó que ha mandado una carta a la delegada de Bienestar Social de la Junta en Córdoba, María Isabel Baena, en la que le pregunta "cuál va a ser el marco de financiación" para el área de Servicios Sociales que, en estos momentos, "está saturada". Por el momento, según Botella, "no hemos recibido respuesta y estoy indignada", apuntó. La edil advirtió de que no se sabe qué va a pasar con esos empleados, que representan el 15% del total de la plantilla de Servicios Sociales, aproximadamente, y pidió a los sindicatos "que defiendan la continuidad de estos puestos de trabajo, como hacen en otras ocasiones". Por parte del Ayuntamiento, según explicó, "vamos a hacer todo lo posible" para mantener estos puestos de trabajo, aunque descartó que las nóminas se puedan financiar a través de las arcas municipales porque "no sería una fórmula legal. Por el momento, no se conoce si los empleados seguirán trabajando el año que viene.

Botella también criticó que la Junta haya recortado las ayudas económicas familiares que han pasado, según explicó, de 1,7 a 1,4 millones de euros para el próximo año. Por el contrario, la edil aseguró que el Ayuntamiento ha incrementado las ayudas de emergencia social han pasado de 363.000 a 413.000 euros. En este sentido dijo que "no se han reducido, como ha intentado hacer creer la oposición".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios