Ocaña encabeza la presencia del partido de Llamazares en Córdoba

  • El exalcalde está en el núcleo de la formación que pretende "volver a una IU plural" desde dentro de la organización acompañado de independientes y exresponsables

Comentarios 8

Un grupo de militantes de Izquierda Unida entre los que destaca el exalcalde de Córdoba Andrés Ocaña pondrá en marcha tras las elecciones autonómicas del 25 de marzo la organización política Izquierda Abierta. Es el partido político recientemente presentado por el excoordinador federal de Izquierda Unida Gaspar Llamazares como alternativa a una IU en la que el PCE se ha erigido como única realidad organizada. Ocaña dimitió de sus cargos tras la noche electoral del pasado mes de mayo, cuando su candidatura fue la tercera fuerza política de la capital con cuatro concejales.

El exregidor no anda solo. Un trabajo de búsqueda de apoyos realizado en los últimos meses está empezando a encontrar una especie de núcleo fundador dentro de la futura Izquierda Abierta. El portavoz municipal de IU, Francisco Tejada, se encuentra en estas tesis. Hay más como el excoordinador local de IU Francisco Cívico, una relevante presencia en la asamblea de IU de Puente Genil (el portavoz municipal es Manuel Baena), de Baena o de zonas de la campiña, donde la formación política siempre ha tenido una creciente implantación. El exasesor del grupo municipal de IU en Córdoba Tasio Oliver se encuentra en el grupo que está trabajando para fomentar la implantación en Andalucía.

La filosofía de Izquierda Abierta pasa por convertir en un partido político lo que hasta ahora ha sido una corriente más o menos desorganizada, que en Andalucía se identificaba, fundamentalmente, con eso que se denominaba como los críticos. Esa corriente pretende fructificar en un partido político, que tendrá órganos propios de dirección. La última experiencia de crear una realidad política dentro de IU fue la creación del Partido Democrático de la Nueva (PDNI) aunque el germen mismo de la coalición se debe a la unión bajo unas mismas siglas de pequeños partidos de izquierda Izquierda Republicana, el Pasoc, el PCPE o la CUT. La mayoría ya no está dentro de la organización por desavenencias con la línea mayoritaria del PCE.

Ocaña explica que la intención de Izquierda Abierta es recuperar "la pluralidad originaria de Izquierda Unida". Una parte importante del discurso de IA es que no pretende ser una organización ajena a IU. "Trabajaremos desde dentro", explica el exalcalde. Asegura Ocaña que la vida interna que dieron origen a la coalición "se han ido perdiendo" y este nuevo partido político puede servir para recuperar el trabajo de personas independientes que siendo cercanas a Izquierda Unida ya no colaboran porque no tienen espacio dentro de la organización. Del mismo modo, se pretende recuperar también la labor de personas que en el pasado formaron parte de esta fuerza política.

"Queremos hacer una IU más grande", asegura el exregidor, quien fue coordinador provincial de la federación de izquierdas. El objetivo, asegura, es fortalecer IU desde la diversidad "haciendo que las personas se sientan cómodas dentro", dando cabida a las diferentes formas de ver el debate político. Ocaña, que se reincorporó a su empleo de profesor tras las municipales, no tiene en estos momentos cargo alguno. Asegura que se recogerá el trabajo realizado en el pasado por la corriente que sirvió, por ejemplo, para apoyar al diputado Gaspar Llamazares en asambleas federales. IU es de las pocas organizaciones que tiene estaturiamente recogido en sus normas internas la existencia de esas corrientes de opinión internas aunque la presencia del PCE sea determinante en los órganos de toma de decisiones.

La presentación de Izquierda Abierta tuvo una fecha inicial para finales del año pasado. "Ya estábamos maduros", se asegura entre los promotores del nuevo partido político. La determinación final es que la presentación pública del nuevo partido político se realizará después de las elecciones autonómicas. Las razones del calendario se encuentran en la propia lógica electoral y en la difícil situación interna de IU en Córdoba. Recientemente, el concejal Francisco Martínez dimitió de su cargo como coordinador provincial -ha sido sustituido por el exedil Pedro García- como consecuencia de la decisión de la dirección andaluza de prescindir de la candidata con mayor número de votos de las bases, Dulce Rodríguez, para poner a Alba Doblas. Tras las elecciones, en IU se iniciará un proceso asambleario tanto en Andalucía como en la provincia de Córdoba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios