El Obispado cree una "falta de respeto" que Los Dolores obviara su apoyo a las costaleras

  • La curia cordobesa señala que volverá a actuar en beneficio de las cuadrillas mixtas si se lesionan principios de igualdad

En el Obispado no ha sentado nada bien que la Hermandad de los Dolores celebrara el domingo una asamblea general para sondear la opinión de sus hermanos sobre la presencia de hombres y mujeres en la misma cuadrilla de costaleros. El vicario general de la Diócesis, Mario Iceta, fue tajante y consideró que la junta de gobierno de esta cofradía le "faltó al respeto" a la curia cordobesa, ya que su hermano mayor, Manuel Herreros, conocía desde hacía un mes la decisión final del obispo en este capítulo. Pese a saber que el prelado iba a apoyar a las costaleras, continuó Iceta, la junta de la hermandad incluyó en esta asamblea una votación sobre la conveniencia de las cuadrillas mixtas que se saldó con el rechazo mayoritario.

La decisión del Obispado, como adelantó ayer el Día, implica que las costaleras Elisa Márquez y María Jesús Castón podrán formar parte de la cuadrilla de costaleros de la Virgen junto al resto de los hombres hasta que ellas quieran, ya que una junta de gobierno anterior -encabezada por Rafael Urbano- lo consintió. Éste es el punto más notable -a la vez que controvertido- de la norma complementaria al Estatuto marco para las hermandades y cofradías que Iceta dio ayer a conocer junto al delegado diocesano para asuntos cofrades, Pedro Soldado.

Aunque el Obispado obligará a la Hermandad a readmitir a estas dos costaleras en la cuadrilla -la junta de gobierno prohibió el pasado año su presencia, una decisión que tuvo repercusión nacional por el presunto trato discriminatorio-, el decreto concede a las cofradías la soberanía para que decidan su régimen de funcionamiento propio a partir del próximo 1 de enero. Sin embargo, Iceta dejó entrever que la Iglesia actuará de nuevo en beneficio de las mujeres a las que se les niegue entrar en una cuadrilla si la cofradía lesiona los principios de igualdad cristiana.

Iceta aludió asimismo a la existencia de grupos mixtos en otras localidades de la provincia, como son los casos de Montilla y Pozoblanco. "El Obispado no se opone a la voluntad de la cofradía, pero no dejaremos que se conculquen los derechos adquiridos". Los Dolores ha sido, por tanto, la primera cofradía que se ha posicionado en este sentido y a partir de ahora se espera que el resto de las hermandades se decanten a favor o en contra de esta medida.

Ésta ha sido además la segunda vez que el Obispado se ha pronunciado sobre el caso de las costaleras de Los Dolores desde que surgió la polémica. El primero en hacerlo por parte de la curia fue el propio Soldado, quien manifestó que los grupos de hombres y mujeres parecían "fuera de lugar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios