El Obispado denuncia un intento de incendio en San Miguel con un cóctel molotov

  • La Policía investiga el lanzamiento de una botella con líquido inflamabale por una ventana de la parroquia

Ventana por la que tiraron la botella. Ventana por la que tiraron la botella.

Ventana por la que tiraron la botella. / juan ayala

La Policía Nacional está investigando la aparición de un cóctel molotov en la parroquia de San Miguel, concretamente en una de las ventanas del lateral De la Iglesia, que fue descubierto ayer por la mañana. Fuentes cercanas al caso apuntaron que se trata de una botella con un líquido inflamable y una mecha que, afortunadamente no ha ardido. Un patrulla de la Policía Nacional se desplazó a San Miguel a primera hora de la mañana y, posteriormente, se personó la Policía Científica, que ha estado tomando huellas en la zona. La parroquia de San Miguel lleva tiempo sufriendo actos vandálicos como pintadas pero esta vez se trata de un paso más violento.

El Obispado de Córdoba va a denunciar, en la Comisaría de la Policía Nacional en Judá Leví, el intento de incendio, según informaron ayer. El órgano eclesiástico apuntó que la citada botella llena de líquido inflamable "ha sido encontrada a primeras horas de esta mañana en el alfeizar de la ventana situada en el ábside de la Parroquia de San Miguel", resultando que "la botella presentaba una mecha de papel, que había sido prendida, pero sin llegar a hacer combustión con la sustancia explosiva".

Ante tales hechos, el Obispado de Córdoba denunciará lo ocurrido en la citada comisaría de la Policía Nacional, si bien efectivos de la Policía Científica ya han procedido a recoger huellas dactilares del artefacto incendiario.

La Pro Hermandad de la Quinta Angustia hizo ayer público su "más absoluto rechazo y consternación ante el ataque perpetrado" a la Parroquia de San Miguel Arcángel de Córdoba, de la que forma parte dicha pro hermandad. La Quinta Angustia transmitió al párroco de San Miguel, Francisco Jesús Orozco Mengíbar, y a los vicarios parroquiales correspondientes, toda su "solidaridad y apoyo", manifestando, a la vez, su "más firme repudio y tristeza por este tipo de actos, que agravia a nuestros sentimientos como católicos".

De este modo, desde la Quinta Angustia expresaron su "tristeza, dolor y repulsa por este ataque, que ofende a todos los que creemos y nos confesamos cristianos", al mismo tiempo que se unen "en oración con ellos para rogar a María Santísima de la Quinta Angustia", con el fin de que "nunca" les "desampare" y que les "alcance, de su divino hijo, la gracia de permanecer siempre fieles" en su fe.

La iglesia de San Miguel sufre actos vandálicos desde hace tiempo y llegaron a aparecer pintadas como "vais a arder".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios