Muchas palabras que se ha llevado el viento

  • Los políticos de todo ámbito y los representantes de los empresarios han formado parte de un intenso debate iniciado hace siete años en torno al Palacio del Sur

Comentarios 2

El Ayuntamiento ha lanzado las campanas al vuelo en numerosas ocasiones en estos últimos siete años cada vez que se ha referido al día de colocación de la primera piedra del Palacio del Sur. El entonces presidente de la Gerencia de Urbanismo y primer teniente de alcalde, José Mellado, fue el primero en aventurarse en este juego de fechas. Después le siguieron la propia alcaldesa, Rosa Aguilar, y el actual responsable de Urbanismo, Andrés Ocaña, en un afán ilimitado por mirar al calendario en busca de un horizonte que el lunes terminó por difuminarse del todo. Pero en el debate sobre el nuevo centro de congresos también han intervenido los líderes de las principales fuerzas políticas del país, José Luis Rodríguez Zapatero (PSOE) y Mariano Rajoy (PP), que no dudaron en utilizar este ambicioso proyecto en los mítines preelectorales de Córdoba. Ambos lo apoyaron y lo situaron como un abanderado de sus programas.

A tenor de las declaraciones de unos y otros, la millonaria intervención que diseñó el arquitecto Rem Koolhaas -rondaba los 200 millones de euros entre unas cosas y otras- se ha situado en todo momento entre la realidad y la ficción. Así, y aunque al frente de la operación se encontraba una empresa de prestigio y solvencia (Ferrovial), nunca hubo una sensación clara de que la constructora colocaría la mediática primera piedra del Palacio del Sur.

Tantas vueltas se le dio a la idea del centro de congresos que de los algo menos de 60 millones de euros de presupuesto total que se barajaba en 2001 se pasó a casi los 200; es decir, algo más del triple.

Sin embargo, en el último año, el compromiso que contrajo el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, sirvió de balón de oxígeno a un proyecto que se encontraba agonizando. El líder socialista afirmó con rotundidad durante su visita el pasado julio que apoyaría el proyecto, un gesto que agradeció el Gobierno municipal pero del que desconfió el PP. A continuación se resumen algunas de las muchas reflexiones que han usado los políticos y representantes sociales en estos años para referirse a un proyecto ahora muerto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios