La Misericordia presenta el nuevo paso que lucirá el Miércoles Santo

  • La totalidad de artistas que han participado en su construcción son cordobeses y han seguido las trazas fijadas por Rafael Díaz Peno hace casi siete décadas

La basílica de San Pedro acogió ayer la bendición del nuevo paso que el próximo Miércoles Santo lucirá el Cristo de la Misericordia en su estación de penitencia por las calles de la ciudad. Con este acto, presidido por el consiliario de la hermandad, Antonio Jurado, se cierran tres años de trabajo en los que la junta de gobierno de la Misericordia se marcó un objetivo que se ha visto cumplido finalmente.

Uno de estos fines era que el nuevo paso mantuviera la impronta del diseñado por Rafael Díaz Peno en 1943, algo que pudieron comprobar las personas que ayer se dieron cita en San Pedro para comprobar el resultado final de los trabajos. El hermano mayor, Manuel Ramírez, explicó que además de este punto, la cofradía quería que fueran artesanos cordobeses los que acometieran esta empresa, "no por localismo, sino porque en Córdoba hay artistas capaces de hacerlo".

El tercer objetivo hacía referencia a que la materialización de este proyecto "no mermara el ritmo de la cofradía", según Ramírez. Esto motivó que en todo este tiempo se buscasen formas de financiación alternativas para no mermar el capítulo de obras de caridad de la cofradía, que actualmente supone casi el 20% de su presupuesto total.

El hermano mayor mostró su satisfacción porque el resultado era el pretendido. La silueta sigue siendo la misma, pero se le ha dado "riqueza de contenido y simbología". Este capítulo ha correspondido al taller de Andrés Valverde y su hijo Manuel, quienes han seguido las líneas maestras trazadas por Díaz Peno, pero enriqueciendo la talla.

El miembro de esta hermandad y licenciado en Bellas Artes Álvaro Rodríguez del Moral explicó que el paso anterior contaba con "una base de calidad", como eran las tallas de José Callejón y las pinturas sobre tabla del propio Díaz Peno. Estas piezas han sido restauradas convenientemente por los hermanos Castillo e integradas en el nuevo paso. Para los faroles arbóreos se ha utilizado una estructura metálica realizada por Villafuerte en 1939, rematada con unos faroles salidos de los talleres de Creaciones Soriano. Todo ello ha sido dorado por Ángel María Varo, quien, precisamente, fue capataz del anterior paso durante varios años.

A la vista de este proceso, el propio Rodríguez del Moral se cuestionaba si este proceso "es una restauración o un paso nuevo". Como definición de lo que se podrá apreciar el próximo Miércoles Santo en la calle, dijo que "la silueta es la misma, pero se ha mejorado el detalle".

El consiliario de la hermandad de la Misericordia, Antonio Jurado, esquivó las posibles críticas que pudiera recibir la cofradía por el gasto realizado para acometer este proyecto, con que el mismo ha servido para que un número de personas hayan tenido trabajo durante uno meses. Además, añadió que la parroquia es testigo de la labor caritativa que durante todo el año realiza, y que con la crisis se ha visto incrementada, ya que de 20 familias que se atendían el barrio se ha pasado en unos meses a 60.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios