Mascotas con buenos modales

  • Cada vez son más los concienciados sobre la importancia de educar a los animales de compañía · Adiestramiento de perros organiza cursos para que las mascotas aprendan la importancia de obedecer

Comentarios 1

Algunas mascotas hacen del día a día una auténtica pesadilla. Algunos animales de compañía toman las riendas de muchos hogares y los dueños en muchas ocasiones no saben cómo actuar. De ahí que muchas personas se vean obligadas a necesitar ayuda de expertos en conductas de estos animales. Adiestramiento de perros es una empresa ubicada en La Zubia (Granada) que imparte cursos para la educación canina. "El verano es una época donde muchas familias aprovechan para dedicarle tiempo a sus mascotas", afirma Eva Dengra, monitora de esta empresa. Por lo general, la mayor parte de los que se acercan a estas clases de adiestramiento demandan clases de obediencia básica. "Quieren que sus perros les hagan caso cuando los llaman, que no hagan sus necesidades dentro de casa o que den la pata para saludar", afirma Eva. Por otro lado, la agresividad de algunos perros hace que sea obligatorio realizar cursos de obediencia avanzada donde el animal incluso aprende trucos.

Las clases que se imparten son interactivas y los dueños de los animales participan en todo momentos. "Primero yo realizo el ejercicio oportuno y luego el dueño lo repite, cada vez es un ejercicio diferente que el animal tiene que aprender", explica Eva. Respecto a las técnicas de acondicionamiento hay muchos dependiendo del perro. "El collar de castigo no se utiliza siempre, en cada animal las técnicas son distintas, pero a veces la situación sí lo requiere", asegura Eva. En esta escuela dan importancia a los ejercicios multidisciplinares, donde utilizan varias técnicas de adiestramiento según el ejercicio que se pida al animal. Por otro lado el dueño puede pedir el número de clases que desee según observe la evolución de su mascota.

Para realizar estos cursos no se realiza discriminación de edad o raza. "A partir de los tres meses y medio se puede empezar a educar a un cachorro", afirma Eva. Es muy importante que el animal reciba lecciones desde que entre en su nueva casa. Existen unas pautas esenciales como responder a un nombre, horas de salida o saber que gruñir y morder está mal. Es necesario intentar que los perros no se vuelvan territoriales y agresivos para lo que la educación desde el principio es esencial. La paciencia y la constancia son, por otro lado, unos factores muy importantes para que el aprendizaje sea factible. Además, humanizar al animal muchas veces puede frustrarlo y consentirlo más de la cuenta.

"Los animales son animales, hay que poner unas jerarquías y eso no implica que se les trate mal", advierte Eva. La agresividad o la ansiedad cuando los dueños se van de casa son conductas que pueden moldearse a base de esfuerzo y dedicación hacia el mejor amigo del hombre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios